Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferrer trabaja su pase a segunda ronda ante Kukushkin y Granollers y García-López quedan eliminados

El tenista alicantino David Ferrer tuvo que trabajar para sacar el billete a la segunda ronda del Mutua Madrid Open, cuarto Masters 1.000 de la temporada, después de batir este lunes en tres sets al kazajo Mikhail Kukushkin por 2-6, 7-6(1), 6-4 tras dos horas y media de partido.
El de Jávea, habituado a llegar a rondas finales en la Caja Mágica, donde fue semifinalista en 2014 y 2010, se encontró con muchos problemas y demostró que no termina de encontrar su mejor tenis en un año donde le está costando lograr triunfos.
'Ferru' venía a Madrid con el refuerzo de las semifinales en Estoril (Portugal) el pasado fin de semana, pero Kukushkin no le dio tregua en la Manolo Santana y desde la solidez de su servicio y su mayor agresividad se llevó con comodidad el primer set.
El panorama se ensombreció aún más para el español, que siguió sin encontrar la forma de hacer daño al resto y que se vio abajo 3-1 al inicio del segundo parcial. A partir de ahí, se fue asentando y logró por fin recuperar la desventaja con su primer 'break'.
El kazajo continuó siendo una amenaza, pero Ferrer logró alcanzar la 'muerte súbita' donde apenas dio opciones. Con su tenis mejorado, el alicantino hizo valer su segunda rotura del partido para terminar con la resistencia de su rival y meterse en la segunda ronda.
Por otro lado, fueron eliminados Marcel Granollers y Guillermo García-López. El catalán no pudo con el alemán Florian Mayer, que se impuso por un doble 7-5 para ser el próximo rival del belga David Goffin, noveno favorito. El barcelonés desperdició una ventaja de 5-3 en el primer parcial y en el segundo tampoco sacó provecho a un 'break' inicial.
El manchego, en el duelo de los invitados del torneo madrileño por ser el primer rival de Andy Murray, tampoco pudo salir airoso de la 'batalla' con el rumano Marius Copil, vencedor en tres sets (7-6, 4-6, 7-6) y tras casi tres horas de encuentro. El de La Roda tuvo dos bolas de partido en la 'muerte súbita' definitiva.