Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carreño: "Estoy preparado mentalmente para competir contra cualquier jugador"

El tenista español Pablo Carreño está preparado "mentalmente" para competir contra cualquier jugador y que su objetivo para 2017 es seguir trabajando "a tope" porque aún tiene "mucho margen de mejora", subrayando que a nivel de ranking espera terminar el próximo curso entre los 20 mejores.
"Se tiene que romper esa barrera en los grandes torneos. Mentalmente ya estoy preparado para competir contra cualquier jugador y físicamente cada día estoy mejor para encarar partidos a cinco sets", dijo Carreño en una entrevista concedida a Olympo Deportivo Magazine.
Además, comentó que sus objetivos para 2017 serán "seguir trabajando a tope día a día" para continuar mejorando su nivel. "Todavía tengo margen de mejora y hay que aprovecharlo. A nivel de ranking espero seguir subiendo y terminar dentro de los 20 mejores", apuntó.
El de Gijón ha conseguido en 2016 sus dos primeros títulos ATP - Winston-Salem y Moscú- y se ha proclamado campeón del US Open en la categoría de dobles junto con Guillermo García López, por lo que está "muy satisfecho" del trabajo que han realizado durante este año. "No es fácil ganar un torneo en estos niveles, sobre todo si nunca antes lo habías hecho", recalcó.
Por otro lado, también habló de la Copa Davis, manifestando que "es una competición especial". "Representar a tu país es algo muy bonito, de momento hay jugadores españoles que tienen mejor ranking que yo y más experiencia en esta competición", indicó.
"Yo seguiré intentando mejorar y estaré preparado para cuando la capitana decida contar conmigo otra vez. Uno de mis sueños es ganar la Davis, y me atrevo a soñar con ello", agregó el tenista asturiano.
Finalmente, explicó que cuando jugó ante Roger Federer en Roland Garros en 2013 no pudo desplegar su tenis en los dos primeros sets porque estaba "demasiado nervioso". "En el tercero me solté un poco y pude disfrutar de esa experiencia. En aquel momento no me dolió la derrota, me dolió no haber podido disfrutar de esa experiencia", sentenció.