Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ayuntamiento no cancelará el contrato con el torneo y obtiene 462.000€ con la venta de entradas vips

"No se regalan entradas vips para vips, sino que se distribuyen entre colectivos desfavorecidos, niños y se venden las entradas a quien pueda pagarlas", indica Maestre
El Ayuntamiento de Madrid "no va a cancelar" el contrato que tiene con el Mutua Madrid Open porque es beneficioso para la ciudad mientras que las arcas municipales recibirán 462.000 euros con la venta de entradas vips, ha informado la portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, en rueda de prensa.
Hasta el momento se han vendido 550 pases vip, "que no se regalan", y una decena de palcos. Esto "revierte en las arcas públicas" al obtenerse 462.000 euros, que se destinarán a "las políticas públicas que demanda la ciudadanía".
Hoy se ha conocido además que el Ayuntamiento de Madrid ha denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción el acuerdo que firmó el Consistorio en época de Alberto Ruiz-Gallardón con Madrid Trophy Promotion (MTP), encargada de la organización del Mutua Open de Tenis, que comenzó celebrándose en el Madrid Arena y desde 2008 lo alberga la Caja Mágica.
Tras la Junta de Gobierno, Maestre ha explicado que la venta de los pases vips se enmarca en la política acometida por Ahora Madrid para "la reducción de privilegios injustos". Se trata de fomentar un evento que consideran importante desde el punto de vista de la ciudad pero "en igualdad de condiciones para todos", es decir, que pueda ir al torneo quien se lo pueda permitir.
"No se regalan entradas vips para vips sino que se distribuyen entre colectivos desfavorecidos, niños y se venden las entradas a quien pueda pagarlas", ha indicado.
Maestre ha explicado que el Ayuntamiento ha puesto el contrato en manos de la Fiscalía "por si hay indicios de irregularidad" pero mantiene el Open porque "es positivo y bueno para la ciudad". "Queremos saber si cada euro se ha empleado de manera eficiente pero no vamos a cancelar el contrato porque es importante para la ciudad", ha argumentado.
La decisión de poner dichos indicios en manos de la Fiscalía no confirma que se hayan producido hechos lesivos para las arcas públicas sino que es la acción que un "gobierno responsable" acomete cuando tiene "la sospecha de que algún euro público no se ha utilizado bien". "Indicio no es lo mismo que sentencia", ha remarcado.
En la denuncia, recogida por Europa Press, el Ayuntamiento pide a la Fiscalía que investigue si en el acuerdo alcanzado con MPT puede haberse cometido un delito de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos. Según los denunciantes, los responsables serían los firmantes de los "distintos instrumentos jurídicos" durante esa época.
En este sentido, el Ayuntamiento apunta al exvicealcalde de Madrid Manuel Cobo, y Pablo Bautista y José Ignacio Fernández González, ambos consejeros delegados de las ya extinguidas empresas públicas Promoción de Madrid y Madrid Visitors and Convention Bureau, respectivamente, por los acuerdos firmados en 2009 y 2012.
Como consta en el escrito, Madrid Destino, "ante la complejidad de la materia", solicitó el asesoramiento jurídico de dos despachos de abogados, uno de ellos especializado en derecho civil y administrativo, y el segundo, en derecho penal.
En concreto, se les pidió que analizaran "todas las circunstancias fácticas y jurídicas" en el acuerdo para la organización de este clásico del tenis, que arranca mañana.