Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La soledad de Del Bosque al terminar el partido: despedida y largo camino al túnel

Había mucha ilusión puesta en esta Roja. Había ganas de revancha tras el batacazo de Brasil. Del Bosque, más que nadie, quería devolver a España al lugar en el que se pelean por grandes cosas. Unas semifinales. Una final. Pero no pudo ser. Aunque había empezado bien el torneo para España, la derrota ante Croacia ya fue un aviso de lo que venía. Y el partido contra Italia fue un desastre. Del Bosque lo sabía y al terminar el encuentro solo tuvo fuerzas para despedirse de su equipo y lanzar una última y melancólica mirada al césped, antes de enfrentar el largo túnel de Saint-Denis.