Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La selección española regresa al Paraíso

La Roja vuelve al viejo Prater, donde alcanzó la gloria en 2008
Se acuerdan, ¿eh? ¡Claro que nos acordamos! Ustedes, nosotros, todos y los alemanes. Y los italianos. Y los rusos. Y los suecos. Y los griegos. Y los que lo vieron por la tele, empezando por los brasileños. Nadie olvidará aquel junio de 2008 que empezó con el ¡Podemos! de Cuatro y acabó con el ¡Pudimos! gritado por tantísimas generaciones de españoles que, por fin, se sentían campeones de algo: de Europa, nada menos.
Lo más grande de la epopeya tuvo lugar en el Ernst Happel de Viena, el viejo Prater. Los penaltis de Casillas y Cesc frente a Italia, el partido que acabó con la maldición de los cuartos. La exhibición total ante Rusia (3-0) en la semifinal. Y la final de Torres, uno de los ocho ausentes en el partido de hoy, el regreso al Paraíso. Faltarán también Palop, De la Red, Juanito, Fernando Navarro, Sergio García, Cazorla y Marcos Senna, llave maestra del equipo de los bajitos, el tiqui-taca que enamoró al mundo. Vicente le espera, pero ya se fabricó un doble por si las lesiones continúan amargándole la vida: Busquets y por delante, Xabi: ¿mensaje para Pellegrini? Pues quizá. Del Bosque jugó ayer al despiste en materia de alineación. Como no creemos que Cesc quede otra vez fuera, apostemos por el 'once' que defendió junto a Iker, Ramos, Piqué, Marchena, Arbeloa; Busquets, Navas, Xavi, Mata y Negredo. Puyol, tocadillo, no jugará: el clásico acecha. Villa no jugó la final por lesión y pinta que será suplente.