Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La retaguardia de Manchester United y Barcelona

A falta de tres días para la final más esperada, en Cuatro te comparamos las líneas de Manchester United y Barcelona. Hoy, portero y defensa
Van der Sar - Valdés: Por estadísticas podríamos decir que son idénticos, pero en el campo de juego no tienen nada que ver. Van der Sar es la experiencia, siempre esta colocado y tapa mucha más porteria, es prácticamente imposible meterle un gol a media o gran distancia y casi no comete fallos ni da posiblidad a segundos rechaces. Valdés es un buen portero, pero que combina excelentes actuaciones con fallos garrafales que en una final pueden ser decisivos, ya le costó una eliminatoria de Champions al Barcelona contra el Liverpool en 2007. Van der Sar gana en fiabilidad y da mas confianza al equipo.
Las defensas: Son dos de las mejores defensas en Europa, tanto por nombres como por bloque, pero tienen estilos muy diferentes. La defensa del barsa es muy dinámica y rápida, pero le falta contundencia en el juego aéreo, especialemente a balón parado. No sufre porque se beneficia de la presión que hacen las otras dos líneas a su rival en su propio campo y del gran porcentaje de posesión que tiene el equipo, con lo que no sufre embotellamientos atrás en donde es vulnerable. A su favor, es una pieza más de ataque en el juego de Guardiola gracias a su facilidad en el desplazamiento largo a las bandas, especialmente de Piqué, que ayuda mucho al barsa en caso de que el rival presione la salida del juego. A todo esto hay que añadirle las ausencias de sus dos laterales por sanción y Marquez por lesión, con lo que el Barcelona pierde mucho equilibrio y un gran factor ofensivo como Alves. Si el Manchester logra hacerse con el balón, sufrirá mucho.
La defensa del United es mucho más contundente, aunque menos técnica a la hora de sacar el balón, con lo que el Barsa tiene más fácil presionar arriba. Pero atrás no conceden casi ni una ocasión clara de gol, los centrales Ferdinand y Vilic son tan grandes como rápidos y van muy bien a las ayudas y junto a Carrick hace casi imposible entrar por el centro. Y no hay que olvidar su peligro a balón parado, sobre todo Vilic. Los laterales son muy rápidos, sobre todo Evra y suponen también un arma de sorpresa a la hora de atacar.
Conclusión:El Manchester tiene más equilibrio atrás y seguramente ésta sea la línea donde más se inclina la balanza hacia un equipo en todo su conjunto en esta final, especialmente gracias a las bajas sufridas por el Barcelona.