Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rafa Nadal firma un partido épico ante Muller pero cae en octavos de final de Wimbledon

RTX3AW49cuatro.com

Rafa Nadal ha sido eliminado de Wimbledon. El español perdió en los octavos de final del Grand Slam de hierba ante Gilles Muller en un partido épico a cinco sets (6-3, 6-4, 3-6, 4-6 y 15-13). Rafa Nadal perdió pero el espectáculo que ofreció fue de los más grandes que se recuerdan. Más orgullosos de Rafa que nunca.

Rafa Nadal, eliminado en los octavos de final de Wimbledon. El balear no pudo llegar a los cuartos del torneo británico tras perder con Gilles Muller (6-3, 6-4, 3-6, 4-6 y 15-13) en casi cinco horas de encuentro. Nadal se queda así por primera vez este curso de una final de Grand Slam, después de que perdiera la final del Abierto de Australia ante Roger Federer, y ganará Roland Garros a Stanislas Wawrinka.
Rafa Nadal nunca dejará de sorprender. El balear resucitó en un partido con dos sets abajo en Wimbledon para ofrecer uno de los mayores recitales que se han visto sobre la hierba de Londres. El tenista de Luxemburgo y Rafa Nadal brindaron un espectáculo digno de los mejores libros de la historia del tenis.
El español tuvo tres bolas de break en los dos primeros sets, pero no aprovechó ninguna y lo acabó pagando muy caro. Muller tuvo las mismas oportunidades para hacerse con el servicio del número dos del mundo, y él sí las aprovechó para ponerse dos mangas a cero.
No se descompuso Nadal. Con un pie fuera de Wimbledon, dos sets abajo en los octavos de final, el español sacó su mejor tenis y fue capaz de hacerse con las dos mangas siguientes. Todo por el todo en el último set.
Agonía en cada juego del quinto set
La igualdad en el quinto era total. Ninguno cedía su servicio. Hasta que Rafa Nadal se puso con dos bolas de partido en contra con 5-4 en el marcador. Y lo hizo. El balear salvó los dos puntos de partido para seguir aumentando su épica. Con 6-6, el número dos del mundo llevó a Muller al ‘deuce’ y la presión se podía palpar. Nadal tuvo una bola de break pero el de Luxemburgo se sacudió la presión y salió del apuro.
El encuentro se convirtió en un maratón. Los dos sacaban adelante su saque. Con 8-8, Rafa Nadal volvió a forzar un ‘deuce’ al de Luxemburgo. Como si nada, saque y volea, y ‘ace’ para seguir por delante en la última manga. El balear siguió presionando a Muller y con 9-9, de nuevo fueron al ‘deuce’. Nadal tuvo bola de ‘break’, se lanzó a la red pero el de Luxemburgo le pasó por un lado. Lo siguió intentando con un globo de resto que dejó sin palabras a Muller y le dio otra opción. La salvó de nuevo… ¡Hasta una tercera! ¡Y una cuarta con una rectificación del juez de silla! No le faltaba nada al partido. Muller salvó el servicio y se puso con 10-9.
Con este juego muy presente en la cabeza, Nadal se puso 0-30 en contra con su servicio. Muller apretó y tuvo una bola de partido a su favor, la tercera, que volvió a salvar. El balear tuvo una cuarta más en contra que también salvó. El público se echaba las manos a la cara en la grada. Estaban viendo un encuentro para la historia en Wimbledon. Nadal sacó ese juego para levantar a todo el mundo y poner el 10-10.
Rafa Nadal levantó cuatro bolas de partido pero no pudo con la quinta
La tensión ya era brutal, en cada juego, en cada punto. Con 11-10, Rafa Nadal se quejó del reflejo del sol en un panel y el partido se detuvo unos segundo hasta que el público tapó un cristal y pudo sacar sin problemas. El saque de Rafa no hacía daño a Muller y volvió a ponerse con 0-30 en contra. Una dejaba del tenista de Luxemburgo, un buen saque del balear pusieron el 30 iguales, una derecha cruzada y una caña dieron el juego al español.
La cabeza de Rafa Nadal resistía. Y Muller también aguantaba. El ejercicio de poder mental estaba siendo algo extraordinario. Con 14-13 abajo, el español volvió a tener un 0-30 en contra. El de Luxemburgo pegó una bola larga, pero la caña de Nadal le dio dos bolas más de partido a Muller. Y la derecha se le fue larga a Rafa. No pudo ser, Nadal dejaba Wimbledon en octavos de final, pero lo hacía por la puerta grande. Más orgullosos que nunca de él.
Ver más de: