Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡A punto de morir! El selfie más peligroso del mundo revoluciona Instagram

¡A punto de morir! El selfie más peligroso del mundo revoluciona Instagramcuatro.com

Una joven estadounidense ha publicado una fotografía en Instagram a 200 metros de altura sobre el ‘Foresthill Bridge’, un puente situado en la ciudad de Sacramento (California), que a punto estuvo de costarle la vida. La policía ha tenido que rescatarla en helicóptero. No es la primera vez que ocurren unos hechos así y es que hacer un peligrosísimo ‘selfie’ en este puente y subirlo a Instagram se ha puesto de moda.

El puente de Foresthill Bridge, situado en la ciudad de Sacramento (California), es el cuarto más alto de todo Estados Unidos. Se erige sobre el río 'American River', a más de 200 metros de altura. Una construcción a la que los turistas más kamikazes acceden para colarse e inmortalizar el momento con la fotografía de sus vidas.

Headin’ back to the troll hole to cash in my troll toll. #harddayswork #runfromthesun #dontturnmetostoneplease

Una publicación compartida de Jake Rick (@jakey_cakes) el 5 de Abr de 2017 a la(s) 7:51 PDT

Un acto que puede resultar mortal, debido a que el riesgo de sufrir un accidente y caer al vacío es altísimo. A punto estuvo de sucederle a Madison Jane, una joven que se subió al punto más alto de la construcción para hacerse la toma y que a punto estuvo de costarle la vida...
Por suerte, la policía la encontró tras tomar la fotografía y fue rescatada en helicóptero al hospital más cercano. Según revelaron los agentes que la encontraron, “tuvo suerte de no haber muerto”.

To be honest... This picture is of me nervously laughing because I'm shitting my pants with fear!

Una publicación compartida de Madison Jane (@madisonmckillican) el 29 de Mar de 2017 a la(s) 12:13 PDT

El caso de Madison no ha sido el único. Varios usuarios de Instagram cuentan con la peligrosa imagen en sus cuentas. Se juegan la vida por un puñado de ‘likes’. Un fenómeno social que cada vez preocupa más, dado al incremento de muertes que cada año deriva la práctica de ‘selfies’ temerarias: desde 2014, la cifra asciende a 49 fallecidos.

back in the field like I never left... it feels good.

Una publicación compartida de @ryanajae el 29 de Mar de 2017 a la(s) 9:02 PDT