Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El problema de Cristiano con las rojas: el 'crack' de la liga con más expulsiones

Apenas un par de semanas después de ganar su tercer Balón de Oro, Cristiano ha vuelto a perder los nervios en un terreno de juego. Y ya van 9. Si comparamos las trayectorias los tres delanteros de Madrid, Barça y Atlético nos encontramos con que el portugués es, de lejos, el ‘crack’ con más expulsiones de la Liga.

Cristiano Ronaldo ha vuelto a caer en su peor faceta futbolística: la del juego violento. En las seis temporadas que lleva con el Real Madrid ya acumula cinco tarjetas rojas, que sumadas a las cuatro cosechadas en la Premier colocan al jugador como uno de los cracks más expulsados de Europa. Sólo Ibrahimovich le supera con diez. En la liga española, no tiene parangón si le comparamos con los tres delanteros de los tres primeros clasificados, Real Madrid, Barça y Atlético de Madrid.
En el Atlético, el recién aterrizado Torres es el jugador con más expulsiones. En total, seis veces ha tenido que encaminar sus pasos hacia el túnel de vestuarios antes de tiempo en su carrera. Tres menos que Cristiano, con una temporada más.
En cuanto a Griezmann y Mandzukic, números de auténtico fair play. En 9 temporadas de carrera futbolística el croata sólo ha sido expulsado una vez, con el Bayern de Munich. Por su parte, el delantero francés, mucho más joven, no sabe aún de qué color son las tarjetas rojas, ya que en sus 5 temporadas como futbolista nunca ha sido expulsado.
  • Iturralde habla en la radio sobre la expulsión en Córdoba:

  • En el Barça, igualmente, se dan los dos extremos. Por un lado Neymar, que en tan solo siete temporadas en su carrera futbolística acumula ya tres tarjetas rojas. Por el otro lado Messi, que con 11 años de trayectoria futbolística, siempre de azulgrana, jamás ha sido expulsado.
    Un caso aparte es el de Luis Suárez, que pese a haber visto sólo una tarjeta roja en toda su carrera (nueve temporadas) ha acumulado más de 40 partidos de sanción por haber mordido a un rival hasta en tres ocasiones. En cualquier caso, un bagaje de expulsiones el de los jugadores azulgrana a años luz del que lleva Cristiano acumulado.
    Y si comparamos a Cristiano con sus compañeros de delantera en el Madrid, nuevamente nos encontramos con que su ‘afición’ por la autoexpulsión es inigualable. Benzema es otro de esos casos que podrían ser llevados como candidato al Nobel de la Paz. En 11 años de carrera el francés no ha sido expulsado ninguna vez. En cuanto a Gareth Bale, sólo una roja en 10 temporadas le hace, tal vez, el mejor ejemplo a seguir teniendo en cuenta que es el único de los nueve delanteros que estamos comparando que jugó muchos años de su carrera como lateral.
  • Del Bosque habla en la radio sobre la expulsión de CR7


  • En Europa: Ibrahimovich le supera y Costa se le acerca
    Si echamos un vistazo a los galácticos de otras ligas, nos encontramos con que sólo Ibrahimovich supera, con diez expulsiones en las 15 temporadas de su carrera, las nueve de Cristiano. El siguiente que ronda unos números tan altos es Diego Costa. Eso sí, el hispanobrasileño ya acumula ocho tarjetas rojas con cuatro temporadas menos que Cristiano en sus piernas.
    Otros nombres de cracks que, con carreras tan largas o más que Cristiano, han sabido conducirse con autocontrol por los campos de fútbol son Van Persie (cinco rojas en 14 temporadas), Robben (cuatro, en 15 temporadas), Ribery (cinco, en 11 temporadas), Rooney (cuatro, en 13 campañas), Agüero (cuatro expulsiones en 10 temporadas) o Falcao, que sólo ha visto una tarjeta roja en las diez campañas de su carrera.

    Es evidente que el número de goles que hace Cristiano por temporada compensa con creces cualquier otra faceta de su actitud. Sin embargo, esta tendencia a perder los nervios con facilidad puede acarrearle al Madrid serios problemas si esas expulsiones llegan en partidos clave. Hasta ahora, con el equipo blanco, la más trascendente de sus tarjetas rojas fue la recibida en la final de la Copa del Rey de 2013 ante el Atlético de Madrid, dejando a su equipo con uno menos en los cinco últimos minutos de la prórroga.