Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El equipo de velocidad gana el bronce y da a España su octava medalla en Río

El equipo de velocidad de ciclismo en pista a logró la octava medalla para España en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro al conseguir el bronce en la final B de las clases C1-5 mixta ante los Estados Unidos, firmando una positiva despedida del Velódromo.
Alfonso Cabello, que suma su segunda presea tras el bronce en el kilómetro, Amador Granados y Eduardo Santas, se hicieron un metal para el que eran serio aspirantes y para el que apenas dieron opciones a los estadounidenses Jennifer Schuble, Joseph Male y Christopher Murphy.
El 'pistard' cordobés ya había advertido el día que ganó su bronce en el kilómetro que llegaban muy bien preparados a esta prueba para intentar subir al podio y confirmaron los pronósticos pese a que Gran Bretaña y China se mostraron inalcanzables.
El primer paso era clasificarse y Cabello, Santas y Granados apenas tuvieron problemas. Salían antepenúltimos y pronto marcaron el mejor tiempo con 51.011, aventajando ya en más de un segundo al equipo estadounidense, por lo que el bronce parecía muy asequible en teoría.
Y poco después se confirmó el premio del podio. Los españoles dominaron la prueba en todo momento y mejoraron su crono respecto a la clasificación con 50.664, para ganar el bronce con más de un segundo de renta sobre sus rivales, un premio especial para el veterano Granados que logró su primera medalla en sus cuartos y últimos Juegos
"Yo estoy en el lado opuesto de Eduardo. Estos son mis últimos Juegos y mi primera medalla también, un trabajo a la constancia y a no dejarlo. Quiero agradecérselo a mis compañeros porque no lo he hecho también como debía", afirmó el 'pistard' vasco de 49 años.
Por su parte, Cabello cree que cumplieron con "lo previsto". "Hemos hecho muy buen papel y hemos estado en los tiempos sobre los que hemos estado entrenando. Es la recompensa al buen trabajo y dar las gracias a mis compañeros porque si uno de los tres falla no sale", remarcó.
"Hemos trabajado muy específicamente con Félix (García Casas, seleccionador nacional) la concentración. Ha salido como se esperaba y es una gran alegría porque es mi primera medalla y mis primeros Juegos. Estoy muy emocionado y agradecido", apuntó el aragonés Santas.
Además, se disputaron dos finales más. El tándem formado por Ignacio Ávila y Joan Font se llevó un diploma paralímpico al terminar séptimos en el kilómetro, mientras que el femenino Josefa Benítez-Beatriu Gómez fue undécimo y no pasó a la final de la persecución.