Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La selección española de baloncesto en silla de ruedas se deshace de Japón y roza los cuartos

La selección española de baloncesto en silla de ruedas sumó este viernes su segunda victoria en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro tras imponerse con trabajo a una correosa Japón por 39-55, acercándose al objetivo inicial de estar en los cuartos de final.
Después de mostrar mucha autoridad en su estreno de horas antes frente a Canadá, actual campeona, los chicos de José Manuel Artacho perdieron acierto ofensivo, pero supieron mantener su buen trabajo defensivo para superar al combinado asiático y llegar con dos victorias al primer gran examen, el choque ante Turquía, que a punto estuvo de sorprender a Australia. En caso de ganar a los turcos, España estaría en buena posición de disputar la segunda plaza y soñar con la primera.
El partido ante los nipones no comenzó demasiado bien. La selección española se atascó en ataque, pero su rival tampoco vio con claridad la canasta y el marcador señalaba un pobre 11-8 al término del primer cuarto, muestra de lo que iba a ser el partido.
Y es que Japón no pudo elevar su nivel en ataque y poco a poco fue siendo superada en los dos lados por los españoles, liderados en esta ocasión por David Mouriz, que fue el máximo anotador con 20 puntos, 14 de ellos en la primera parte.
España mejoró, pero al descanso sólo mandaba por 23-26. Sin embargo, en la reanudación, terminó por decantar el partido gracias a un parcial de 4-16 en el tercer periodo que abrió una diferencia insalvable (27-42) para los japoneses.