Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La selección española de silla de ruedas debuta arrollando a la actual campeona

La selección española de baloncesto en silla de ruedas comenzó su participación en el torneo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro con una contundente victoria por 80-46 ante Canadá, actual campeona, que le afianza en sus opciones de estar en los cuartos.
Encuadrados en un duro grupo con Australia, Turquía y Holanda, los chicos de José Manuel Artacho se estrenaron con firmeza ante un rival, eso sí, con mucho menor potencial que el de hace cuatro años cuando camino del oro dejó fuera a España de forma clara (51-77) en los cuartos de final.
La selección se pudo tomar cumplida revancha y llegar así con fuerza para su segundo choque en Río, dentro de apenas 24 ahora, ante una Japón a la que debe ganar para intentar pelearle a Turquía y Holanda, teóricamente, la segunda plaza ya que la primera parece destinada a una potencia como el equipo australiano.
La puesta en escena del combinado nacional fue muy firme. Apretó en defensa y no perdonó las continuas pérdidas de los canadienses, que acumularon diez entre los dos primeros cuartos y que además estuvieron negados ante el aro, todo lo contrario que los de Artacho, liderados por un inspirado Alejandro Zarzuela, autor de un gran 'doble-doble' (22 puntos y 10 rebotes).
El 43-20 con el que se llegó al descanso en el Carioca Arena era esclarecedor de la diferencia en la pista, la cual no se redujo tras el descanso. Canadá no encontró ni la fórmula ofensiva ni defensiva y la selección española no se relajó ni un ápice.
"Estando en un grupo muy igualado, el poder comenzar con una victoria de estas características y contra un rival contra Canadá nos hace crecer, nos refuerza y nos hace afrontar con más confianza el resto de partidos", apuntó Alejandro Zarzuela a Europa Press tras el encuentro.
El andaluz reconoció que había pasado "mucho" desde que el combinado norteamericano les eliminó en Londres. "Hemos jugado tres amistosos y fueron muy igualados, para nada esperábamos que fuese así, esperábamos un partido más competitivo pero hemos hecho un gran trabajo en defensa", advirtió.
"Está muy bien hacer una buena labor en todos lo posible. Si el equipo gana y yo hago una buena labor, pues perfecto, pero si no, no vale para nada", sentenció el pívot, que firmó un gran encuentro.