Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La antorcha olímpica de Río 2016 recibe la certificación de AENOR

La antorcha de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río de Janeiro de 2016, con tecnología de la empresa Kromschroeder, cumplía con los requisitos establecidos por el Comité Organizador de dicha cita en aspectos como funcionamiento, fiabilidad y seguridad y ha recibido la certificación de AENOR.
Entre otras especificaciones, las 14.600 antorchas usadas en el camino recorrido por la llama olímpica debían ser fáciles de maniobrar y encender, con una llama estable y sin apagarse bajo diversas circunstancias y condiciones climatológicas adversas como la de un país con clima tropical como Brasil.
Así, la antorcha superó con éxito los controles y exámenes previos, resistiendo ráfagas de viento de 125 kilómetros por hora, intensas lluvias tropicales de 50 litros/m2/h o alturas de 3.000 metros.
El certificado fue obtenido por Kromschroeder antes de los Juegos, aunque la ceremonia de entrega del mismo se ha producido hace unos días. La Directora de AENOR en Cataluña, Eva Subirá, entregó a Isidre Tort, Director General de Kromschroeder, el Certificado de conformidad.
Durante las fases de diseño de todo el sistema de combustión y el quemador, se verificaron todas las pruebas de funcionamiento de la llama en el laboratorio de la Universidad Politécnica de Catalunya UPC, en base a los requerimientos exigidos y especificados por el Comité Organizador de los Juegos y finalmente el producto fue certificado por AENOR.
Es la primera antorcha de la historia que tiene un diseño, formado por 5 anillos que se desplazan, mostrando en su interior los colores de la bandera de Brasil. Por su parte AENOR fue la certificadora elegida, avalada por su experiencia en la certificación de los requisitos esenciales de seguridad de la Directiva Europea de Aparatos a Gas.
La empresa Kromschroeder, ubicada en L'Hospitalet de Llobregat, experta en equipos para la eficiencia energética y en sistemas de combustión con gas, cuenta con la experiencia del diseño final, la homologación y la fabricación de los más de 11.000 sistemas de combustión de las antorchas olímpicas de los Juegos Olímpicos de Barcelona'92.
Un cuarto de siglo después Kromschroeder recibió el encargo de diseñar y fabricar los sistemas internos de funcionamiento, combustión y el quemador de las 14.600 antorchas portátiles para los Juegos de Río del pasado año.