Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toni Bou, un "superhéroe" apasionado de la moto a ojos de su mochilero y su mecánico

El 'mochilero' del piloto de trial Toni Bou en el Repsol Honda Team, quien también fuera piloto Joan Cordón, y su mecánico, Arnau Rafat, viven con ilusión las horas previas a que, salvo sorpresa, el de Piera logre conquistar su vigésimo título mundial en el GP de Italia, desde donde le describen como un "superhéroe" que vive todavía "apasionado" por la moto.
En el box del equipo Repsol Honda, en el 'paddock' del Gran Premio de Italia del Campeonato del Mundo de Trial en Chiampo, Cordón y Rafat aseguraron en declaraciones a Europa Press que Toni Bou sigue ilusionado como el primer día encima de su Montesa pese a tener al alcance de la mano ensanchar su récord de títulos mundiales en motor a veinte.
"Por el camino vamos tranquilos, pero luego hace cosas que no llegas ni a entender, que parecen irreales. Lo que hace no es de persona normal, es increíble y es un superhéroe casi", destacó su mochilero, Joan Cordón, sobre un Toni Bou con quien lo pasa "muy bien" entrenando y en carrera, haciendo de su 'hobby' un trabajo.
Un día normal en la vida de Bou es ir a entrenar a la montaña y pasar horas perfeccionando una técnica que le ha llevado a ganar diez títulos mundiales de trial 'indoor' y, hasta este fin de semana, nueve al aire libre. "Normalmente vamos a entrenar a la montaña y es como si fuéramos una familia, pasamos tanto tiempo juntos que tenemos nuestras 'coñas' y hacemos lo más divertido posible el día a día", aseguró.
"Toni es un tipo muy cercano, se hace mucho con la gente y se hace querer mucho, cuida mucho a la gente de su entorno. Como piloto no sé cómo describirle, parece que no sea humano, hace cosas increíbles y en el día a día hace cosas qué parecen imposibles de hacer. Es muy bestia", le describió.
Por ello cree que llegarán, salvo contratiempo en forma de lesión grave, muchos más títulos mundiales. "Nunca se puede decir, no sabes qué pasará, pero si no tiene problemas de lesiones puede llegar a los 25 títulos mundiales, está muy por encima de sus rivales. Seguirá haciendo siempre todos los Mundiales en los que pueda ganar", advirtió al resto de rivales.
Tanto Cordón como el mecánico del piloto de Piera, Arnau Rafat, coinciden en asegurar que Toni Bou es muy exigente consigo mismo pero no con ellos, lo que favorece que sean una segunda familia. "Con nosotros no es exigente, es un piloto que siempre me ha sorprendido, desde que le conocí, porque piensas que será un tío súper exigente contigo y es él el que trabaja, exige a la moto pero a los que estamos a su alrededor nos trata muy bien", señaló Rafat a Europa Press.
"Todos nos sentimos parte de su familia, pasamos muchas horas juntos y vamos por el mundo juntos, al final lo que te ayuda a tirar hacia adelante y a estar lejos de casa es tener buen rollo y es este buen rollo lo que hace 'familia'", añadió al respecto.
De ahí que, dado que Bou es "un trabajador apasionado" y como persona "un tipo muy fácil", sea "un placer y un orgullo" para él trabajar con "el mejor piloto de la historia". "Ganaría de la manera que fuera porque pone todo lo que haga falta para ganar", aseguró quien más mima la Montesa Cota 4RT del catalán.
"Si no tiene ninguna lesión física importante, pienso que sí llegará a los 25 títulos mundiales, aprieta en todo momento, tiene unas ganas de ganar locas y sigue trabajando como el que más, y sigue siendo un apasionado y disfruta hasta del pequeño entrenamiento. Está fuerte, la técnica y la cabeza le acompañan", auguró optimista Rafat, coincidiendo con Cordón.