Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tokio construirá una nueva cancha de voleibol para los Juegos Olímpicos de 2020

Tokio construirá una nueva cancha de voleibol para los Juegos Olímpicos de 2020 en la capital nipona, en lugar de usar una instalación existente en Yokohama y a pesar de estar bajo presión para reducir costes, explicó este viernes el gobierno de la ciudad.
La construcción del Ariake Arena formó parte de los planes originales de los Juegos, pero fue revisada después de que el precio de muchas instalaciones se disparase después de que Tokio ganara en 2013 el derecho a organizar los Juegos.
Los organizadores de Tokio 2020 han prometido mantener los costes por debajo de 20.000 millones de dólares, pero el Comité Olímpico Internacional (COI) considera esa cantidad demasiado alta.
La gobernadora de la ciudad, Yuriko Koike, afirmó este viernes que la propuesta de usar el Yokohama Arena había sido descartada y que los planes para construir el Ariake Arena serán presentados este miércoles al grupo de trabajo de cuatro organismos, que incluye al COI.
Koike también dio a conocer un plan para vender los derechos de explotación de la instalación a una empresa privada después de los Juegos, informó la agencia de noticias Kyodo.
Después de asumir el cargo a principios de este año, Koike ordenó una revisión del presupuesto de los Juegos para tres instalaciones con el objetivo de recortar los costes proyectados para llegar a tres billones de yenes -25.420 millones de dólares-, cuatro veces las estimaciones iniciales.
Los planes de Koike de utilizar las instalaciones existentes para los tres lugares han sido abandonados, aunque se han impuesto medidas de reducción de costes, tales como reducir el número de asientos en el lugar de la natación. Los organizadores han culpado al aumento del presupuesto al aumento de los costes de construcción después del terremoto y el tsunami de hace cinco años.