Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TC aprueba el informe de fiscalización del CSD de 2013, pero recomienda mejorar el plan de subvenciones

El Pleno del Tribunal de Cuentas (TC) ha aprobado el 'Informe de fiscalización' del Consejo Superior de Deportes (CSD) del ejercicio de 2013, aunque recomienda, entre otras cosas, realizar una "adecuada planificación" de las subvenciones y elaborar manuales de procedimientos de gestión e incrementar el control y supervisión de sus inventarios.
Las principales deficiencias detectadas por el TC en su informe se refieren a la falta de un manual de procedimientos de gestión que detallara las funciones y las personas responsables de cada una de ellas; la ausencia de recuentos físicos periódicos de los bienes de inmovilizado; la existencia de un inventario con deficiencias en la descripción, localización, valoración y altas de sus activos; así como una "deficiente coordinación" entre las unidades gestoras y el servicio de contabilidad.
El informe emite una opinión favorable de los estados financieros del ejercicio de 2013. No obstante, destaca la ausencia de contabilización de pérdidas del ejercicio y de ejercicios anteriores por
11,5 millones de euros, en relación con el inmovilizado no financiero, y la duplicidad en la contabilización de ingresos en concepto de activos construidos para otras entidades por casi 10 millones.
Asimismo, se destaca que se abonó el sueldo íntegro a una trabajadora que no asistió a su puesto de trabajo durante 3 años y 2 meses sin presentar los oportunos partes de baja, o el abono del complemento de productividad a sus trabajadores en periodos de baja por enfermedad o de jubilación.
El informe también pone de manifiesto que el sistema de pagos a justificar fue empleado de manera improcedente para atender gastos cuyos recibos fueron presentados con anterioridad al reconocimiento de la obligación. Asimismo, en varias cuentas se superó el periodo máximo de justificación. Y la formulación de los estados de situación de tesorería se efectuó con un retraso de hasta tres meses respecto de los plazos legalmente establecidos.
En el análisis de las subvenciones, tanto de concesión directa como en concurrencia competitiva, se advierten deficiencias en la concesión y justificación de las mismas.
"El informe destaca la ausencia de una memoria económico-financiera de precios públicos que justificara el grado de cobertura financiera de los costes correspondientes generados, así como diversas deficiencias en el sistema de contabilización de los citados precios públicos y un retraso considerable en el cobro de los alquileres", indica la nota del TC.
Acerca de los activos construidos para otras entidades públicas, el informe destaca que el control realizado por el CSD presentó "importantes debilidades" al no haberse efectuado el oportuno seguimiento de la financiación asumida por cada una de las partes dentro de los convenios suscritos por el Plan MEC.
"Todo ello originó no conocer la deuda que otras entidades mantenían con el organismo, ni permitió efectuar la correcta liquidación de los convenios cuya vigencia había expirado", indica.
APUESTAS DEPORTIVAS
Sobre la distribución de la recaudación obtenida por las apuestas deportivas del Estado, el informe refleja que el convenio firmado para determinar el destino y aplicación de la financiación transferida por el CSD a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en 2013, por casi 4 millones, se firmó el 19 de diciembre de 2013 cuando las actividades subvencionadas estaban prácticamente finalizadas.
Esta circuinstancia impidió a la comisión de seguimiento desarrollar las funciones de control, y en la documentación analizada no figuraban criterios para la selección de las actuaciones subvencionables; no existía una vinculación de las actividades realizadas con los fines previstos en el convenio; y la justificación de los gastos presentó carencias y deficiencias.
En relación con el importe transferido a LaLiga para la amortización del préstamo concedido para la cancelación anticipada del Plan de Saneamiento, "no se han justificado todas las finalidades a las que se destinó el mismo".
Además, se realizaron reiteradas novaciones del citado préstamo, dos de ellas de incremento de principal, cuya necesidad fue manifestada por la patronal de clubes unilateralmente mediante declaración sin motivación alguna y aceptada, sin más trámite, por el CSD.
El CSD efectuó igualmente un "uso insuficiente" de los instrumentos previstos tanto en la regulación de su propia actividad y de las subvenciones para la realización de un "adecuado seguimiento y control de la aplicación de los principios de buena gestión.
Así, entre otras deficiencias, destaca que los indicadores establecidos para medir el logro de los objetivos de los programas presupuestarios no proporcionaban información suficiente y relevante para la toma de decisiones, "puesto que no comprendían muchas de las actividades y de los objetivos previstos o no medían adecuadamente la eficiencia y la economía".
Asumismo, en el ejercicio 2013 persistían algunas de las deficiencias detectadas en la anterior fiscalización sobre el CSD de 1996, aprobada en 2001, como las encontradas en el inventario o la inexistencia de un reglamento que definiera las funciones y los responsabilidades de cada unidad administrativa, así como las deficiencias detectadas en el control y seguimiento realizado por el organismo de la aplicación de los importes obtenidos de la recaudación de las apuestas deportivas por la RFEF y LaLiga.
Entre las recomendaciones del informe, se señala que el CSD debería elaborar manuales de procedimientos, así como que se incrementara el control y supervisión de sus inventarios. Además, se considera oportuno que realice los ajustes y reclasificaciones contables oportunos para regularizar la situación de algunos activos y pasivos y, en consecuencia, del patrimonio neto.
El informe también señala que el CSD debería realizar una "adecuada planificación" estratégica de las subvenciones y definir indicadores de gestión, de forma que proporcionen información útil para el seguimiento de los objetivos y la toma de decisiones. Finalmente, se recomienda que se realice una evaluación exhaustiva de los procedimientos implantados para la gestión de las subvenciones concedidas.