Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sergio García mantiene el pulso con Erin Hills, al acecho en el US Open

El golfista español Sergio García volvió a lidiar con acierto con el campo de Erin Hills (Wisconsin) en la segunda jornada del US Open, segundo 'Grand Slam' de la temporada, donde el campeón en Augusta bajó de nuevo del par del campo para un total de tres golpes bajo par, pendiente de lo que haga por la tarde el primer líder, el estadounidense Rickie Fowler, que comenzará en menos siete.
El de Borriol entra al fin de semana del Abierto yanqui con buenas opciones para estar en la pelea. Después de conquistar su primer 'major' vistiendo la chaqueta verde del Masters, Sergio disfruta de buenas sensaciones en un recorrido que el primer se cobró las opciones de la plana mayor del 'Top 10' mundial.
El castellonense volvió a tener un gran juego desde el 'tee' y trató de domar unos 'greenes' más propios del US Open este viernes, más duros y rápidos. Se le escapó al español algún 'putt' pero corrigió también alguna salida de calle. Con paciencia y algo conservador para no caer en las trampas, Sergio enlazó 'birdies' en los hoyos 15, 18 y 7, y 'bogeys' en el 11 y el 5.
Con un gran 'birdie' en el siete el campeón del Masters bajó del par su tarjeta, pero se le escaparon buenas opciones en el ocho y nueve. Finalmente, con un total de menos tres Sergio cierra en el 'Top 15' provisional los dos primeros días, a cuatro golpes de una cabeza que aún puede variar, ya que Fowler inicia en la tarde su segunda jornada.
Del mismo modo, después de jugar por la mañana el jueves, los otros dos españoles en liza, Rafa Cabrera Bello y Jon Rahm, saltarán al recorrido de Erin Hills por la tarde. El canario comienza en el par del campo, mientras que el vasco tendrá que pelear por superar el corte desde el cuatro sobre par.