Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rocasa Gran Canaria suma su segunda Copa de la Reina tras ganar (27-26) al Super Amara Bera Bera

El Rocasa Gran Canaria se ha adjudicado su segundo título de la Copa de la Reina de balonmano, tras derrotar por 27-26 tras una prórroga (24-24, al final del encuentro) a un Super Amara Bera Bera exhausto en la final de la XXXVIII edición, disputada en el Pabellón Municipal de Porriño (Pontevedra).
El Super Amara Bera Bera asumió el control del marcador en los minutos iniciales, apoyado en la solvencia de su defensa y en la seguridad de Ana Temprano en portería. El Rocasa Gran Canaria ACE no tenía la frescura de los primeros partidos, y su defensa tampoco parecía capaz de frenar al conjunto vasco. Los bajos porcentajes de Silvia Navarro eran reflejo de ello.
María Luján ejercía el monopolio sobre el ataque insular, pero sus goles eran contrarrestados por el Super Amara Bera Bera, que no tenía ningún problema en perforar la defensa rival. La diferencia, que permanecía estable en una horquilla de dos y tres goles, empezaría a crecer en la recta final de la primera mitad para alcanzar los 5 tantos en el intermedio.
Lejos de bajar los brazos, el Rocasa Gran Canaria regresó a la pista más intenso en defensa y obligó al líder de la Liga Loterías de Balonmano Femenino a jugar al límite. Antonio Moreno apostó por la entrada en pista de Dara Hernández en lugar de Silvia Navarro y Hernández atajó tres balones consecutivos en el momento de mayor empuje del Rocasa Gran Canaria ACE, que acabaría por empatar el choque.
Equilibrado el partido, el conjunto insular empezó a mandar sobre la pista de Porriño, apoyado en la fortaleza de su bloque central defensivo. El Super Amara Bera Bera ofreció resistencia hasta el final y llevó el partido a la prórroga en una última jugada en la que María Luján no convertía un golpe franco.
En la prórroga, el Rocasa Gran Canaria ACE vio cómo Almudena Rodríguez, con su zurda, anotó goles vitales para su equipo ante el conjunto de Montse Puche, que acusó el cansancio para acabar cediendo. El Rocasa Gran Canaria sumó así el segundo de su historia y encadena tres temporadas consecutivas con algún título en su palmarés.