Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quintana: "Las probabilidades de que pueda ganar La Vuelta son buenas"

El ciclista colombiano Nairo Quintana (Movistar) ha celebrado este martes, en la segunda jornada de descanso en la Vuelta a España, que las probabilidades de ganarla son "buenas" debido a los 3:37 minutos de ventaja que tiene sobre Chris Froome (Sky), el segundo en la general, y aunque irá a la defensiva no dejará escapar cualquier opción de aumentar esa diferencia.
"Las probabilidades de que pueda ganar la Vuelta son buenas, tengo un tiempo suficiente para evitar perder el maillot en la crono y pienso que en subida estoy en buena condición, los rivales probarán y estaremos atentos a sus ataques", aseguró en rueda de prensa.
Y es que el colombiano espera "alguna sorpresa" de sus rivales empezando por mañana en el inédito Mas de la Costa. "Hace mucho calor y la subida la conozco y es muy exigente. Espero no tener dificultad y responder a los ataques, ahora vamos claramente a la defensiva. Estaremos mirando cuántos ataques llueven y si hay la oportunidad más tiempo no nos vendría mal", reconoció.
"Me siento bien, llevo varias días la camiseta de líder y el objetivo es llegar a Madrid con el maillot rojo. Quedan etapas difíciles donde tenemos que estar muy atentos y un gran reto que será la contrarreloj, donde espero no perder mucho tiempo respecto a él, estoy en buena condición", comentó haciendo referencia a no perder el colchón que tiene sobre el británico, claro especialista contra el crono.
De todos modos no se ve, ahora mismo, ganador. "Hasta no pasar la línea final no podemos estar confiados de nada. Tenemos un gran equipo que me da tranquilidad, tengo muy buenas piernas y sensaciones. Ya no tengo alergias, como en el Tour, y estoy en un terreno que me va muy bien", reconoció.
"Sabemos que Froome sigue en carrera y que es un gran rival, como lo es Alberto y como lo es Chaves. Son rivales fuertes, que están siempre ahí, y son líderes. Si les das la oportunidad de ganar la van a aprovechar", recalcó al respecto.
En cuanto a por qué ganar la Vuelta, negó que sea para tapar una decepción arrastrada desde el Tour de Francia. "No lo tomo como decepción, sabía que no estaba en mis condiciones en el Tour y el maillot rojo es un aliciente y alegría para terminar un gran año, que ha sido muy bueno y de los mejores que he hecho. Mi progresión sigue hacia adelante, hacemos progresos y ratificando el liderazgo en el equipo y en el pelotón, donde voy reivindicando lo que soy", apuntó.
"Siempre hemos hecho la preparación pensando en el Tour y el 'sueño amarillo' sigue vivo y seguiremos luchando para conseguirlo. Lo que he pasado me sigue sirviendo para aprender y el 'sueño amarillo' seguirá vivo hasta que lo consiga", dejó claro en este sentido.
En cuanto a repescar a 93 corredores que llegaron a Formigal fuera de control, entre ellos todo el Sky salvo Froome, fue claro. "Unos por su negligencia y que no querían, otros por cansancio real porque si seguían a tope quizá no hubieran acabado la Vuelta. La mejor decisión era que siguieran, una carrera sin 90 corredores tampoco tiene espectáculo pero es culpa de los equipos y sus directores que permiten esa falta de respeto", asestó.