Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quintana: "No ataqué ni quise apretar cuando Dumoulin tuvo ese momento de crisis"

El ciclista colombiano Nairo Quintana, segundo clasificado del Giro de Italia, dijo este martes que no atacó ni quiso "apretar" cuando Tom Dumoulin, líder de la ronda transalpina, tuvo un "momento de crisis" provocado por una indisposición estomacal porque "él había sido caballeroso" cuando el de Movistar Team se cayó el domingo.
"El líder al final ha cedido, por unas razones u otras. No ataqué ni quise apretar cuando tuvo ese momento de crisis; me pareció respetuoso ya que él había sido caballero conmigo cuando me caí el domingo. Nosotros lo respetamos, pero otros equipos quizá han querido hacer su carrera ya que cada cual busca sus conveniencias", expresó tras finalizar la decimosexta etapa del Giro del Centenario.
Dumoulin tuvo que apearse de la bicicleta antes de la última ascensión de la etapa, el Umbrailpass, por una indisposición estomacal y pese a que tanto Movistar como Bahrain Merida le dieron margen para su regreso, acabaron por tirar hacia adelante cuando vieron al holandés ya casi un minuto por detrás. Llegó a perder más de dos minutos, pero su 'crono' particular le permitió entrar en meta a 2:17 y salvar el liderato.
"El ritmo era muy alto y con este kilometraje y este recorrido los cuerpos estaban muy cansados y a la vez muy igualados. Me habría gustado sacar cinco minutos (ríe), pero la realidad ha sido esta. El querer y el poder a veces no son lo mismo. Acabamos satisfechos con lo que hemos hecho hoy. Habrá que pelear ante Dumoulin y también estar muy pendientes de Nibali, como siempre he dicho. Le tenemos cerca en la clasificación, corre en casa, está inspirado y debemos prestarle mucha atención", añadió.
Finalmente, el ciclista 'cafetero' afirmó que fue "un día muy positivo, con un gran trabajo de equipo". "Sabíamos que podíamos recortar tiempo y la desventaja que hemos reducido es muy importante. Ya estamos mucho más cerca y nos da un poco más de tranquilidad para tratar de recortar la diferencia que nos queda en los próximos días. Las sensaciones han sido buenas y solo he cedido ese tiempo con Nibali en el descenso. No quería arriesgar demasiado porque bajábamos muy rápido. Esperamos que de aquí en adelante las piernas estén igual o mejor que hoy", manifestó.