Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) Los 'Hispanos' buscan volver a codearse con la élite y aspirar al podio mundialista

La selección española masculina de balonmano afrontará el Mundial, que acogerá Francia desde este miércoles al domingo 29 de enero, con la esperanza de mantener la línea positiva que arrastra desde el 2011 en los grandes torneos internacionales y sumar un metal que haga olvidar ya definitivamente el revés que supuso no estar en Río de Janeiro.
Los 'Hispanos' sufrieron un tremendo disgusto cuando no pudieron superar el Preolímpico de Suecia por el escaso margen de un gol, una no clasificación para los Juegos que empañó toda la labor realizada no sólo en el ciclo olímpico sino desde mucho antes.
La llegada de Valero Rivera al banquillo situó a España entre las mejores del Viejo Continente, con el cénit del segundo título mundial en 2013, y el relevo de Manolo Cadenas no hizo más que afianzar aún más al equipo con nuevos éxitos como el bronce y la plata continental de 2014 y 2016, respectivamente.
Toda esta labor no se pudo culminar con el billete olímpico, pero nueve meses después, a la doble campeona del mundo se le presenta la oportunidad de quitarse esa espina en este Mundial cerca de casa, en un país con el que guarda una tremenda rivalidad deportiva desde hace mucho tiempo y donde aspira a conquistar su tercera corona mundial tras las de 2005 y 2013.
Pese a no estar en los Juegos, la selección española llega a la cita en Francia avalada por, sin contar las citas olímpicas de Londres y Río, haber estado en las semifinales de Europeos o Mundiales desde el bronce mundialista de 2011 en Suecia, algo de lo que no pueden ni siquiera presumir otras potencias como Francia, Dinamarca o Croacia.
Ahora, a los 'Hispanos' les toca dar la cara de nuevo bajo la batuta de su nuevo seleccionador, Jordi Ribera, un técnico experimentado, buen conocedor del balonmano nacional y que ya fue capaz de dar un salto de calidad al frente del banquillo de Brasil. El catalán se estrena en una gran cita con muy poco tiempo en el cargo, pero esperanzado de llevar lo más lejos posible al combinado nacional en un torneo largo y donde lo importante es no fallar en los cruces.
ESLOVENIA, LA GRAN AMENAZA EN EL GRUPO
El Mundial se abrirá este miércoles con el choque entre la anfitriona y Brasil, y no será hasta el jueves cuando llegue el turno de la selección española, encuadrada en un Grupo B teóricamente asequible, pero donde el primer puesto no está garantizado.
Y es que los españoles se volverán a topar con la correosa Eslovenia, un rival que parece haberles tomado la medida de la mano del mítico Veselin Vujovic. Los eslovenos tuviera mucha culpa de que no hubiese trabajo en verano y serán los principales rivales para hacerse con el primer puesto y asegurar, en teoría, unos octavos de final más sencillos.
Pero este oponente no llegará hasta el último partido de la fase de grupos, dentro de ocho días, por lo que antes España debe hacer su trabajo, empezando por el siempre complicado debut en un gran torneo y que le medirá a una selección rocosa y física, aunque lejos de su mejor nivel, como Islandia. Tras los islandeses, vendrán los enfrentamientos ante la dura Túnez, la 'cenicienta' Angola y la Macedonia de Kiril Lazarov.
El objetivo es finalizar primeros para cruzarse con el cuarto del A, donde están Francia, Rusia, Noruega, Polonia, Brasil y Japón, y a partir de ahí ya comenzarían escollos de nivel porque por ese lado ya asomarían, en teoría, la de nuevo emergente Alemania, actual campeona de Europa, o Croacia. El ser segundo no cambiaría en exceso las cosas, salvo el posible 'ogro' en semifinales, o Dinamarca, si España fuese primera, o Francia, si fuese segunda.
BLOQUE CONSOLIDADO CON NUEVAS CARAS
Para este Mundial, Ribera mantiene prácticamente el bloque de los últimos años, con jugadores ya muy curtidos como Raúl Entrerríos, superviviente del histórico primer título mundial en Túnez en 2005 y que está aquejado de problemas físicos, Joan Cañellas, Víctor Tomás, Valero Rivera, Viran Morros, Gedeón Guardiola o Julen Aginagalde.
Pero el nuevo seleccionador también ha comenzado introducir nuevos nombres de cara a la necesaria renovación y así habrá nuevas incorporaciones como los laterales Iosu Goñi o Alejandro Costoya, los extremos Ángel Fernández y David Balaguer, o el pivote Adriá Figueras.
La preparación para esta cita ha consistido en los tres amistosos del Torneo Internacional de España celebrado en Irún y saldados con victorias ante Polonia (30-20), Argentina (38-23) y la Catar de Valero Rivera (32-27), donde el equipo ha dejado buenas sensaciones y ha dejado clara su principal premisa: defender y correr.
--CALENDARIO DE ESPAÑA EN LA FASE DE GRUPOS.
-Jueves 12.
ESPAÑA - Islandia 20.45 horas.
-Sábado 14.
ESPAÑA - Túnez 17.45.
-Lunes 16.
ESPAÑA - Angola 20.45.
-Miércoles 18.
ESPAÑA - Macedonia 20.45.
-Jueves 19.
ESPAÑA - Eslovenia 20.45.