Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) Carolina Marín busca la triple corona continental y no estar sola en el medallero

La andaluza Carolina Marín, actual campeona olímpica, buscará conquistar su tercer título consecutivo en el Europeo de Bádminton, que se disputa a partir de este martes en la localidad danesa de Kolding, y espera además no estar sola en el medallero por la baza que representa, sobre todo, la madrileña Beatriz Corrales.
Después de proclamarse campeona continental en los años 2014 y 2016, la jugadora onubense intentará mantenerse como la mejor de Europa en una cita a la que llega como la primera cabeza de serie y la gran rival a batir.
Marín tiene claro que este campeonato es el "primer objetivo" de una temporada en la que ha empezado con fuerza, aunque se le han resistido las victorias. Así, la española, tras superar una lesión, va recuperando su mejor nivel y ha firmado tres finales en la gira asiática para llegar a punto a Kolding.
La actual campeona de todo debutará ante la galesa Jordan Hart y en su camino hacia la gran final se encuentran la tercera cabeza de serie, la búlgara Linda Zetchiri, y la quinta, la danesa Mette Poulsen, que buscarán ponérselo difícil.
Además, en esta ocasión, el sueño del bádminton español podría estar con una final completamente nacional ya que por la parte baja del cuadro y como segunda cabeza de serie va la madrileña Beatriz Corrales, que busca aprovechar su momento para, al menos, meterse en la lucha por las medallas después de ser eliminada en los cuartos de final el año pasado.
Corrales se estrenará también ante un rival de Bulgaria, Mariya Mitsova, y en su camino hacia una posible final con Marín estarían la suiza Sabrina Jacquet, la actual subcampeona, la escocesa Kirsty Gilmour, o la danesa Line Kjaersfeldt.
Por su parte, en el cuadro masculino, la baza será Pablo Abián, que partirá en este Europeo como sexto cabeza de serie y con la esperanza de intentar superar también los cuartos de final donde se estrelló el año pasado.
El jugador aragonés debutará ante el sueco Henri Hurskainen y, con casi total seguridad, si alcanza la antepenúltima ronda le esperaría el gran favorito, el danés Viktor Axelsen, actual campeón y bronce en los pasados Juegos de Río de Janeiro.
También habrá representación española en la modalidades de dobles, con la pareja mixta formada por Alberto Zapico y Lorena Uslé, que tendrán ya un complicado inicio ante el dúo polaco Robert Mateusiak-Nadiezda Zieba, segundos favoritos, y con la propia Uslé junto a Laia Oset, con debut ante las inglesas Jenny Moore y Victoria Williams.