Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La resaca de la Super Bowl: de la 'alegría' del hermano de Manning, a la ausencia laboral

Super Bowlcuatro.com

La Super Bowl deja una resaca de varios días. Entre las actuaciones, las anécdotas, los anuncios publicitarios, las 'celebrities' y lo que es el deporte, hay horas de conversación. Desde la cara de 'felicidad' del hermano de Peyton Manning, la casi caída de Beyoncé en su actuación o la cena de Hilary Clinton pidiendo comida rápida.

Sí, ganaron los Broncos y Peyton Manning conquistó su segundo anillo de campeón, pero la felicidad no fue completa en la familia Manning. Su hermano, Eli, no parecía muy contento en el momento en el que su hermano se coronaba como uno de los más grandes de la historia del fútbol americano. Su imagen se hizo viral en las redes sociales y le calificaba como el peor hermano de la historia... ¿serían los nervios? ¿tendría alguna apuesta a favor de los Panthers?
No fue lo único que se comentó en las redes sociales. Hillary Clinton anda en plena carrera electoral para poder presentarse a las elecciones de los Estados Unidos y la Super Bowl le pilló en New Hampshire. Además de encontrarse con los ciudadanos tuvo tiempo para pasarse por un restaurante de comida rápida para cenar algo y ver el evento del año en el mundo del deporte en los Estados Unidos.
Hillary Clinton
Sin duda, una de las protagonistas de la noche fue Beyonce. La artista actuó en el descanso de la noche y casi protagoniza la anécdota de la noche. Beyonce casi pierde el equilibrio pero reaccionó rápido y evitó salir en el que hubiera sido la caída más vista de la historia.
Y es que todo el mundo en Estados Unidos quiere ver la Super Bowl. Casi nadie se la pierde, por eso este lunes no han ido a trabajar más de 16 millones de personas en Estados Unidos. Las excusas al día siguiente de la Super Bowl son muchas, o simplemente es un día de asuntos propios. Así lo dice un estudio de 'Workforce Institute de Kronos'. La Super Bowl es diferente.