Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Perales "deja de ganar" en los 50 mariposa S5 la primera final de su carrera

La nadadora español Teresa Perales no pudo sumar este sábado su medalla paralímpico número 24 tras concluir quinta en la final de los 50 metros mariposa S5 de los Juegos de Río de Janeiro, curiosamente, la primera de su carrera deportiva en la que no sube al podio.
La aragonesa, brillante plata el jueves en los 200 metros libres, no pudo en esta ocasión meterse entre las tres primeras y continuar alargando ya un palmarés de leyenda, aunque aún le quedan cuatro pruebas más para hacerlo.
Perales perdió por la tarde las sensaciones que había tenido en las series, donde se había clasificado con el tercer mejor tiempo (47.73), pero en la final sólo pudo mejorar esa marca en tres décimas (47.36), lastrada por una mala salida.
"Se me escapó la medalla al principio, patiné, caí mal al agua, me hundí y me quedé vertical. Cuando se me caen las piernas, no puedo subir el culo y no puedo dar la patada. He nadado con incomodidad", expresó en la zona mixta.
Además, confesó estar un poco "descolocada". "Es la primera final en la que dejo de ganar", lamentó, dejando bien claro que no era "perder" la palabra a usar y que lo que más pena le daba era pensar en "la cara" de su hijo, su familia y su entrenador.
"Alguna vez tenía que ser la primera", indicó sin perder la sonrisa. "Sabía que era la prueba más difícil, pero venía a por medalla. Ahora tengo que resetear y quedarme con los fallos para solucionarlos. Voy a fastidiarme la porra", sentenció en tono bromista.
Pese a su mala salida, la zaragozana mantuvo sus opciones de intentar luchar al menos por el bronce porque el oro estaba reservado para la china de 16 años y líder del ranking, Xihan Xu, mientras que la plata fue para la noruega Sarah Louise Rung, que por la mañana sólo había marcado el tercer mejor tiempo y lo bajó en casi cinco segundos.
La nadadora española fue perdiendo el paso según se acercaba a la pared final, superada por la italiana Giulia Ghiretti y la húngara Reka Kedzi, siendo el premio final para la primera con bastante claridad sobre sus dos rivales.
Hubo otras tres finales con representación española. Miguel Ángel Martínez finalizó en la sexta posición de los 50 metros espalda S3 con un tiempo de 52.87. "Estoy contento porque es la quinta final paralímpica que nado en mi carrera. Era mi prueba principal, pero tengo buenas perspectivas en los 200 libres", indicó.
La joven valenciana Ariadna Edo firmó el mismo puesto en su primera final paralímpica, la de los 200 estilos, donde logró un tiempo de 2:36.45, lo que menos le gustó. "Me he preparado a fondo para esta prueba y me he quedado a un segundo de mi mejor marca", confesó. "Estoy contenta pero lo que quiero realmente es bajar mis tiempos que es para lo que entreno", sentenció, antes de celebrar "la experiencia increíble de vida y deportiva" que está viviendo en sus primeros Juegos.