Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Perales: "Me gustaría regalarle más cosas a mi hijo"

RÍO DE JANEIRO (BRASIL), 17 (del enviado especial de EUROPA PRESS, Ramón Chamorro) La nadadora española Teresa Perales celebró haber dado "la cara" en la final de los 100 metros libres S5 de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, donde se colgó una plata que le deja "feliz", y admitió que se nota con "energía" para llegar a Tokio porque quiere "regalarle más cosas" a su hijo.
La nadadora española Teresa Perales celebró haber dado "la cara" en la final de los 100 metros libres S5 de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, donde se colgó una plata que le deja "feliz", y admitió que se nota con "energía" para llegar a Tokio porque quiere "regalarle más cosas" a su hijo.
"Ha sido dura y he dado la cara, la única oportunidad de ganar era salir fuerte, técnicamente bien y he hecho una buena salida, pero ella vira mejor que yo y lo poco que le había sacado me lo ha quitado. Al final no podía más, los brazos me han pesado muchísimo y las piernas ni os cuento", comentó Perales tras la prueba.
La aragonesa reconoció que era "dificilísimo revalidar por cuarta ocasión" el oro en los 100 libres, pero que se iba "feliz", apuntando que "a veces surge gente joven que te hace ver que los años no perdonan", en referencia a la china Li Zhang, ganadora del oro.
Para Perales, sus cuatro medallas le provocan "orgullo personal" tras haber ganado "una batalla independientemente del color y del número" y de reponerse a "una situación desconocida" por no subir al podio. "La segunda vez me terminó de machacar, pero tuve mucho apoyo de amigos y de medios que os portasteis muy bien", se sinceró.
"El oro del 50 espalda me dio mucha fuerza. Ya lo tenía, que era lo que más buscaba, aunque venía a por tres. Era un reto importante porque aparte de hacer récord de España fue en una prueba que hace dos años no sabía nada bien", subrayó la zaragozana.
Ahora, mira hacia Tokio. "Como me han quedado dos para igualar a Phelps....", indicó con una sonrisa. "Este no era el objetivo principal, sobre todo era por el niños, regalarle medallas y la experiencia, pero el otro día cuando no gané me dijo que sólo quería volver a casa conmigo. Tengo energía para ir a Tokio, me gustaría regalarle más cosas a mi hijo y además me dijo que había Disney Tokio", afirmó entre risas, aclarando que en el caso de llegar a 2020 no se ve nadando "tantas pruebas".
"Hemos mejorado mucho Londres, desde Pekín no quedábamos en el 'top ten' de la natación. Estoy orgullosa de todo el equipo, lo hemos hecho muy bien", sentenció preguntada por las 17 medallas ganadas en la piscina.