Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álex Pella y el IDEC Sport conquistan el Trofeo Julio Verne batiendo el récord del mundo en 40 días

La tripulación del IDEC Sport, entre la que se encuentra el español Álex Pella, ha conseguido completar la vuelta al mundo a vela en 40 días, 23 horas, 30 minutos y 30 segundos, logrando así el Trofeo Julio Verne y batiendo el récord del mundo que poseía el Banque Populaire V en 45 días.
De este modo, el patrón de la embarcación, de 31 metros de eslora, Francis Joyon consigue el título y supera el récord en cuatro días en su tercer intento, contando además con una de las tripulaciones más reducidas, cinco navegantes por contra de los 14 que consiguieron la anterior mejor marca. Álex Pella, Clement Surtel, Bernard Stamm, Gwenole Gahinet y Sebastien Audigane han sido los acompañantes del francés.
Además, han superado récords de velocidad en dos de los tres grandes cabos, Leeuwin (Australia) y Hornos (chile), cruzando el Océano Índico en tan sólo seis días, alcanzando 40 nudos -velocidad media 19.75 nudos- y recorriendo 800 millas en un día.
La prueba tiene un recorrido de 30.000 kilómetros, los cuales se realizan sin escalas y sin asistencia. La salida y la llegada está delimitada por una línea imaginaria entre el faro Créac'h en la isla de Ouessant(Francia) y el faro de Lizard (Reino Unido).
Por su parte, Pella declaró después de lograr la gesta que "ha sido una Surfeada Planetaria increíble" y "una navegada súper intensa de 40 días". "Nadie, ni nosotros mismos pensamos que podríamos hacer este tiempazo", recalcó.
"Pensar que es casi la mitad del tiempo imaginado por Julio Verne... clave estuvo en el Sur, al poder aguantar tanto tiempo delante de la borrasca, si mal no recuerdo unos 11/12 días. Estoy realmente orgulloso de mis compañeros, de haber hecho parte de un grupo tan bueno y de que Francis confiase desde el primer momento en mí para hacer esto; justamente esto, batir el récord de la vuelta al mundo", agregó.
Finalmente, destacó que el IDEC Sport es un "barco fantástico, un barcazo al que le gusta correr" y que se lo ha puesto fácil, subrayando además que todos los mensajes que han recibido de apoyo le ha supuesto un "subidón en los momentos duros". "Os pido disculpas por no haceros más partícipes de esta aventura, pero es que el ritmo a bordo ha sido de locos", sentenció.