Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Óscar Sevilla: "De no ser por la 'Operación Puerto' no hubiera sido tan feliz como ahora"

El ciclista español Óscar Sevilla cree que de no haber estado implicado en la 'Operación Puerto' en 2006 no hubiera acabado finalmente en Sudamérica y actualmente en el equipo Medellín-Inder, donde ha asegurado que es "feliz" como no lo hubiera sido de otra forma.
"Si no fuera por la 'Operación Puerto' probablemente seguiría en Europa, hubiera ganado mucho más dinero, quizás más fama, pero nunca hubiera sido tan feliz como lo soy ahora", aseguró en declaraciones a 'Cyclingnews' y a 'Het Nieuwsblad' durante la Vuelta a San Juan de Argentina recogidas por Europa Press.
Sevilla, de 40 años, asegura que está en la segunda parte de su carrera profesional, lejos de los focos mediáticos y de las grandes carreras pero contento con su vida en Colombia y con su todavía buen estado de forma. Y es que ha sumado a su palmarés tres Vuelta a Colombia y sumando más del doble de triunfos parciales que cualquier otro ciclista español en 2016.
Séptimo en el Tour de Francia y segundo en la Vuelta a España en 2001, la 'Operación Puerto' en 2006 acabó por truncar la carrera del que fuera una de las grandes promesas del ciclismo español en sus tiempos. Expulsado del poderoso T-Mobile, Sevilla tuvo que buscarse la vida lejos de la élite.
"Sufrí mucho, era difícil ver a mi madre y seres queridos sufriendo. Sentía por encima de todo impotencia. No podíamos defendernos porque no había acusación directa, no hubo un juicio justo", señaló sobre la trama de dopaje.
El de Ossa de Montiel, ahora con doble nacionalidad española y colombiana, se fue en 2008 a América y desde entonces ha ido progresando en el ciclismo sudamericano y colombiano. No obstante, en 2010 y en su primera aventura en Colombia dio positivo y vivió una sanción de un año. Lejos de retirarse, volvió a correr y se hizo con tres Vuelta a Colombia en 2013, 2014 y 2015.
"La verdad es que estoy contento de haber superado los momentos difíciles. Fue extremadamente duro a veces, pero sigo haciendo lo que amo. He encontrado otra vida, soy más feliz ahora que lo que era entonces, antes que pasara todo", señaló el ciclista.
En este sentido, reconoció que tiene enemigos, "como todos", pero que tiene a mucha más gente de su lado. "Cuando la gente me conoce y entiende cómo soy como persona... No me considero un delincuente, un asesino o violador. Me considero un buen padre, un buen marido, un buen amigo. Muchos me han criticado sin conocerme, y es injusto", se sinceró.
Así, en esta nueva etapa de su vida, logró en 2016 un total de 15 victorias y se siente todavía "competitivo a nivel físico", por lo que no pone fecha todavía a su retirada. Eso sí, confesó que tiene interés en usar su experiencia para ayudar a crecer a jóvenes ciclistas colombianos, con los que ha coincidido, como Esteban Chaves, Sergio Henao o Jarlinson Pantano.
De todos modos, dejó claro que si tuviera que volver a revivir todo lo sucedido en su vida y en su carrera, lo haría. "Transmito lo bueno y lo malo. A veces la vida te quita cosas, pero te da otras buenas a cambio. Si tuviera la oportunidad de empezar de nuevo lo haría otra vez, con lo bueno y con lo malo", aseguró.