Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mireia Belmonte se baña en oro en el 200 mariposa

La catalana logra la única medalla que faltaba en su palmarés
La nadadora española Mireia Belmonte ha conseguido este jueves la única medalla que faltaba en su palmarés tras conquistar el oro en la prueba de 200 metros mariposa del Campeonato del Mundo que se está disputando en Budapest gracias a un cronómetro de 2:05:26.
Belmonte tiene todos los honores que reconoce la natación. Es campeona de Europa en cuatro ocasiones, oro olímpico y, desde hoy, campeona del mundo en los 200 mariposa. El único título que no brillaba en su excelente palmarés y que culmina una carrera que ha alcanzado su techo.
La de Badalona, la mejor nadadora española de la historia, hace méritos para ser no solo la más destacada en la piscina, sino en cualquier deporte individual. Este jueves, consciente de estar ante la oportunidad de su vida, la del UCAM Murcia no falló y venció a cuantas trabas se pusieron en su camino.
Por la mañana, y pese a un resfriado inoportuno, la catalana tuvo que aguantar con tal de llegar a la prueba. "No sabía cómo iba a estar por la tarde, pero sabía que iba a tirarme a la piscina", dijo una exultante Mireia después de conquistar el oro. Ese hambre que desprende es uno de los ingredientes de su indudable éxito.
La campeona olímpica, que accedió a la final con el tercer mejor tiempo de las ocho finalistas, realizó una primera piscina con un nivel sensacional y estuvo por debajo del minuto en la segunda posta. Este comienzo, pese al ímpetu de la alemana Franziska Hentke -la mejor nadadora del año- resultó clave para terminar por delante en el último hectómetro.
Mireia salió primera del viraje definitivo y, con las fuerzas de un gigante, fue dando mordiscos al último cien ante el empuje de sus rivales. Sufrió como en Río -la misma prueba donde logró el oro olímpico- pero soportó el aliento en la nuca. Mireia giró la cabeza, miró el marcador y dejó embargarse por la emoción.
La española paró el reloj en 2:05:26, un registro muy cercano a su récord de España (2:04:78), el cual mantiene desde los Mundiales de Barcelona en 2013. El segundo lugar fue para la germana Hentke, que no pudo cogerla, y acto seguido, la local Katinka Hosszu, que finalmente fue tercera y se colgó la medalla de bronce ante su público.
SEGUNDA MEDALLA EN BUDAPEST
El oro logrado este jueves es la segunda medalla que Mireia Belmonte se cuelga en el Mundial de Budapest tras la plata en los 1.500 metros del pasado martes. Esta presea es la primera de oro que firma en una cita mundialista y la cuarta sumando todos los colores (3 platas y 1 bronce).
Además, Mireia Belmonte tiene aún dos balas más en la capital húngara con el 800 libres (viernes y sábado) y el 400 estilos (domingo), las dos pruebas con las que completará su exigente programa.