Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marcos García Montes califica de "canalla" y "miserable" el asesinato del exboxeador leonés Roberto Larralde

La Audiencia Provincial de León ha abierto este lunes sus puertas para constituir el jurado popular que se encargará de enjuiciar el presunto asesinato del ex boxeador Roberto Larralde en septiembre de 2014, un crimen que el abogado de la acusación particular, Marcos García Montes, ha calificado de "canalla y miserable".
Así, a lo largo de la mañana de hoy, el fiscal, los abogados de la acusación y la defensa se han reunido en una audiencia privada con los miembros del jurado para explicar sus pretensiones respecto al juicio para, posteriormente, recibir el juramento, las instrucciones del magistrado y la información pertinente sobre cada una de las partes para que mañana por la mañana comiencen las declaraciones de los acusados.
Marcos García Montes, abogado de la acusación particular, ha anticipado su propósito de trasladar al jurado "el crimen canalla y miserable que se cometió" por un grupo organizado y que "de un crimen pasional se convirtió en un crimen lamentable".
El letrado ha lamentado la postura de los acusados de "intentar criminalizar a Roberto Larralde y decir que era narcotraficante", lo que, a su juicio, es "peor", ya que se trata de "un doble crimen, contra el honor y contra la persona".
Sin embargo, se ha mostrado convencido de que "al final, el miserable y el sinvergüenza cae". Será esta tarde, en audiencia pública, cuando se inicie el juicio con la lectura de los escritos de calificación de las partes y las alegaciones previas.
En el juicio, que se celebrará durante el mes de febrero y en el que testificará cerca de un centenar de personas, se tratará de esclarecer la muerte del exboxeador y miembro del clan Larralde, Roberto Larralde, de 37 años, cuyo cadáver fue hallado el día 18 de septiembre con un tiro en la cabeza, semienterrado, en un paraje situado en las proximidades del río Bernesga, en el término leonés de Santa Olalla de la Ribera.
El banquillo estará ocupado por los siete acusados de dicho crimen, entre los que se encuentran la expareja Roberto, Miriam Caballero, y la pareja de ésta en aquel momento, Julio López, así como otros presuntos implicados como José Ramón Vega, Froilán Álvarez, Carlos Heli de la Red, Antonio Gabarri y Adrián Martínez. A todos ellos, la acusación solicita 25 años de prisión.