Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lete expone su programa a los portavoces de los partidos políticos en el Congreso y Senado

El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Ramón Lete, ha expuesto este miércoles en la sede de dicho organismo las líneas maestras de trabajo de esta la legislatura en un desayuno de trabajo con los representantes de todos los partidos políticos con representación en el Congreso y en el Senado.
El secretario de Estado para el Deporte, que ha estado acompañado por el director general de Deportes, Jaime González Castaño, y por el director de la AEPSAD, Enrique Gómez Bastida, ha informado a los representantes políticos de los principales trazos de su programa para estos próximos años.
En representación de la Cámara Baja han estado presentes Ángel Luis González y José Alberto Herrero (PP); Javier Antón (PSOE); Mª Teresa Arévalo Caraballo y Daniel Iglesia Gutiérrez (Unidos Podemos); Rodrigo Gómez (Ciudadanos); Joan Olóriz (ERC) y Miriam Nogueras (Democracia y Libertad).
Por parte del Senado han acudido Pablo Rodríguez (Coalición Canaria); Mercedes Mallol (PP); Mª Eugenia Iparragirre (PNV) y Juan Luis Soto Burillo (PSOE). Excusaron su asistencia José Ramón Arrieta (Unidos Podemos), Mireia Cortés (ERC) y Juan Jiménez (PSOE).
Durante el encuentro se abordó la modificación de la Ley de protección de la salud del deportista y lucha contra el dopaje para que ésta se adapte plenamente a la última versión del Código Mundial de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).
Los principales cambios se refieren a la introducción de dos nuevas infracciones: complicidad y asociación prohibida; la ampliación de las sanciones por dopaje de 2 a 4 años y de la prescripción, que pasa de 8 a 10, así como la reducción del periodo para el incumplimiento de localización del deportista, que disminuye de 18 a 12 meses.
Con el nuevo texto se considerará que existe infracción grave cuando el deportista haya faltado a las obligaciones en materia de localización en tres ocasiones durante un plazo de doce meses. Con ello, la legislación española en materia de lucha contra el dopaje se adecuará a la normativa vigente de la Agencia Mundial Antidopaje.