Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Laia Sanz: "Será un Dakar que disfrutaré menos por la presión"

La piloto española Laia Sanz (KTM) ha asegurado que no podrá disfrutar tanto en esta edición del Rally Dakar como en las anteriores, donde siempre ha logrado terminar y con un noveno puesto, ya que ahora tiene la "presión" de los patrocinadores y de la marca, que se han marcado como objetivo estar entre los quince primeros.
En una entrevista a Europa Press, reconoció que este Dakar será distinto porque llega con más experiencia pero con más presión. "Me lo conozco mejor todo y voy más mentalizada, pero quizá sufres más porque antes con acabar ya era suficiente, pero ahora tienes la presión del resultado por los patrocinados y la marca. En este sentido no se disfruta tanto, pero hay que resaltar que ahora cuento con mejor condiciones, moto y equipo", manifestó.
Por otro lado, señaló que el objetivo que se marca junto a su equipo es el de "estar entre los quince primeros". "Somos conscientes de lo difícil que será y de la cantidad de pilotos profesionales buenos que habrá, aunque siempre intentas ser competitiva, y todo dependerá de la carrera que nos encontremos", explicó la piloto catalana, que también descartó por ahora y en futuro luchar por la victoria.
"No lo veo ni en un momento inmediato ni lejano. Soy realista y mi equipo también lo es, aunque en un Dakar con navegación podemos mejorar posiciones", finalizó al respecto.
Pese a ello, Laia Sanz reconoció que los días previos al inicio del Dakar se le han hecho "largos y cortos a la vez". "En esta época siempre tienes la sensación de que no estás lo suficientemente bien, y que ojalá tuviera dos meses más. También tengo la sensación de que hace poco acabó la edición anterior, y que ya estamos embarcados en la actual", apuntó.
"Cuando ya estás en Sudamérica tienes la sensación de quitarte un peso de encima. Aún así, hemos tenido mucha faena logística con las maletas y los preparativos, pero sobre todo son fechas en las que tienes en mente no caer ni hacerte daño para llegar en las mejores condiciones", explicó.
La piloto de Corbera admitió que cuando han pasado ya los primeros kilómetros se va "relajando", y es por ello que, hasta la segunda semana no puede mostrar su "mejor nivel". "Siempre empiezas el Dakar con nervios, con mariposas en el estómago, pero una vez han pasado los primeros kilómetros vas encontrándote contigo misma. En la primera semana todo el mundo corre mucho, pero personalmente siempre he podido mostrar mi mejor nivel durante la segunda", aclaró.
Una de las novedades que habrá en este Dakar 2017 será la mayor presencia de la navegación, un aspecto que, según Laia Sanz, le puede beneficiar. "Al haber más navegación pasarán más cosas y no tendrás que ir tanto al límite. Si es una carrera con más ritmo será más difícil para mi competir con los demás pilotos porque son rapidísimos, pero si añadimos el tema de la navegación creo que me puede beneficiar", reiteró.
"Era un piloto que cuanto más 'dakariana' era la edición mejor le iba. Controlaba muy bien la carrera y que sabía como 'comer el coco' a sus rivales. Con los cambios que ha introducido creo que notaremos su 'mano' en las carreras porque ha hecho un gran trabajo", afirmó en referencia al director deportivo del Dakar, Marc Coma, y la presencia de su esencia en la carrera.
Otra de las cosas que preocupa a la catalana son los cambios de temperatura y la altura que se encontrarán en Bolivia, algo que "no podrá controlar" su cuerpo. "He intentado prepararme lo mejor físicamente, aunque con las alturas puedes llegar a la carrera y encontrarte mal, por lo que es una cosa que no puedes controlar. Además, se nos juntaran días con temperaturas muy frías con las de mucho calor, como en Argentina", añadió.