Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juan Carlos Holgado: "Nadie esperaba absolutamente nada de nosotros"

El extirador olímpico Juan Carlos Holgado ha asegurado que cuando el equipo masculino de tiro con arco se llevó el oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, "nadie esperaba absolutamente nada" de ellos, además de afirmar orgulloso que su generación fue la que "abrió las puertas" al deporte español.
"La medalla del hockey femenino y la nuestra fueron las más sorpresivas porque nadie esperaba absolutamente nada de nosotros, entonces el tener un deporte minoritario, que se reconozca en unos Juegos y que después diga la gente 'tiro con arco, deporte olímpico y somos buenos', ese es el mejor premio de esa medalla", explicó en una entrevista a Europa Press.
Este viernes se cumplen 25 años de una de las mayores sorpresas del deporte olímpico en los Juegos de Barcelona'92, cuando el equipo masculino de tiro con arco formado por Juan Carlos Holgado Romero,Alfonso Menéndez Vallín y Antonio Vázquez Mejido se llevó la medalla de oro contra todo pronóstico. "Nosotros pensábamos que estábamos bien pero no para el oro. Estaba Corea, Rusia, EEUU. Estar entre los 8 primeros estaba bien, el cuarto puesto un éxito y el bronce un milagro", admitió.
"Corea perdió contra Francia, Francia contra Inglaterra, Inglaterra contra Finlandia, y nosotros vencimos a Rusia que era otro favorito. El público, el ambiente, estábamos concentrados, todo se une. No había competido con 4,000 personas viéndome, pero eso en vez de afectar negativamente nos espoleó. Fue un momento mágico", relató el exdeportista.
En total, 22 medallas para España que "no" se esperaban, según Holgado. "Ganar una medalla siempre es un premio fantástico en unos Juegos. Ya ir es un éxito, hacer un buen resultado es bueno y ganar un oro es increíble, pero hacerlo en tu país en tus Juegos es mucho más. Una satisfacción por el trabajo hecho y por el reconocimiento de nuestro deporte, que era desconocido en el programa olímpico en España y las expectativas de todo el mundo eran muy bajas. De hecho, el día antes los medios escribían 'expectativa de medalla ninguna'", prosiguió.
Holgado cree que su generación "abrió las puertas" al deporte español. "Cuando el publico general ve deportes es 'a ver si ganamos'. En mi época era 'a ver si no quedamos los últimos'. Eso ha cambiado y eso creo que ha sido el logro de aquellos Juegos. La mentalidad cambió. Toda la generación que ha venido después, Nadal, Gasol, etc., cree que puede ganar y tener confianza en que puedes ganar ayuda mucho", aseveró orgulloso.
El alemán de nacimiento criticó que el quedar "entre los ocho mejores del mundo" esté tan "desvalorizado". "Quedar cuarto ya parece como que has perdido, quedar bronce es como que has perdido, una plata es que has sido un perdedor", lamentó.
Por otro lado, reconoció la importancia de la flecha incendiaria de Antonio Rebollo que inauguró Barcelona'92, porque fue "un reconocimiento" al tiro con arco en unas Olimpiadas y fue "lo más emocionante de una inauguración" desde que conoce los Juegos.
Holgado empezó "a los nueve años" en el tiro con arco y hasta ahora han sido su "pasión, profesión y modo de vida". "Después de la medalla estuve unos años más compitiendo y luego fui entrenador del equipo nacional español. Cuando cambió la Federación no hubo un entendimiento y la internacional me recluto para hacer desarrollo. El programa que hice en España lo hice en Latinoamérica y después entendieron que hice un buen trabajo y me pidieron en Atenas organizar los Juegos de tiro con arco", declaró.
"Estuve dos años en Atenas y salieron muy bien y me contrataron como director de eventos y doce años y una copa del mundo después cambiamos el tiro con arco completamente a lo que es hoy en día: un deporte mucho más televisivo, más fácil de seguir, excitante, emocionante y con más flexibilidad. Ahora me han puesto el último reto, el centro mundial de tiro con arco de Lausana (Suiza), donde desarrollamos proyectos y los exportamos a otras federaciones. Es una labor muy bonita", manifestó.
Sin embargo, para Holgado todo lo conseguido "no se entendería sin Barcelona'92". "Yo tengo mis valores y mis cualidades, pero tener una medalla olímpica es el reconocimiento y la gente te ve diferente. Tienes más credibilidad y las medallas te abren muchas puertas. Si tienes una buena idea, una medalla te ayuda a abrir puertas y tener apoyo", aseguró.
Holgado tuvo palabras también para la Villa Olímpica, "algo especial", ya que se ven "a todo tipo de deportistas de diferentes razas, culturas religiones, ideas políticas, en el mismo sitio, viviendo en paz, disfrutando", lo que él califica como "sociedad ideal".
"No discutes por nada, entendemos todos de deporte, es una cosa para la que hemos trabajado mucho, hay respeto. La gente convive sin ningún problema. Había muchas cosas contaminantes alrededor pero cuando llegamos la bienvenida fue tan calurosa que todo eso desapareció. Hay un antes y un después de Barcelona", sentenció.