Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 'Hispanos' conquistan el TIE y ya miran al Mundial de Francia

La selección española de balonmano ha conquistado este domingo el XLII Torneo Internacional de España (TIE) en Irún al superar a Catar por 32 a 27 en la tercera jornada tras una fase inmaculada en la cita precedente al Campeonato del Mundo de Francia 2017.
El conjunto que dirige Jordi Ribera continuó la buena tendencia que le dio la victoria y las consiguientes clasificaciones ante los combinados nacionales tanto de Polonia (30-20) como de Argentina (38-25) con una anotación total de cien goles, con una media de 33 por partido.
Los españoles arrancaron con buen pie gracias a un buen Víctor Tomás, que protagonizó algunos de las primeras dianas, pero el partido se equilibró hasta que Daniel Sarmiento tomó las riendas de los 'Hispanos' y lideró en la cancha.
A partir de ahí, España encontró una mina de oro por la izquierda y consiguió situar en cinco el margen respecto a los cataríes, que confiaban en el portero Daniel Saric, quien militara en las filas del FC Barcelona Lassa, pero no trasladaban la fiabilidad en portería a las posiciones de ataque.
La estéril definición de los cataríes, actuales campeones del mundo, en acciones ofensivas dieron pie a que España ampliara a ocho goles la distancia, en el marcador más desequilibrado del enfrentamiento.
Los pupilos de Jordi Ribera vieron cómo se recortaba la diferencia en el electrónico, pero aseguraron en Irún el tercer triunfo del fin de semana y el título del XLII Torneo Internacional de España antes del Mundial.
"HEMOS ESTADO ALGO ATASCADOS"
El seleccionador español se mostró satisfecho con la victoria, pero todavía sigue siendo crítico con algunos aspectos. "Ante Catar sabíamos que iba a ser muy difícil porque es un equipo que juega muy bien tácticamente y que cualquier error que cometas van a estar ahí para aprovecharlo", dijo.
"Nos ha costado en momentos determinados, pero corriendo hemos podido recuperar balones y eso es lo que nos ha dado la diferencia. Luego hemos estado algo atascados en algunas situaciones en ataque y eso es lo que tenemos que corregir", aseguró Jordi Ribera.
Con respecto a Raúl Entrerríos, el seleccionador confía en recuperarle para el Mundial de Francia porque es "un elemento importante dentro del grupo tanto en la pista como fuera". "De entrada, vamos a ir con 17 jugadores. Las reglas nos dan la posibilidad de hacer dos cambios en la competición y eso nos va a ayudar también en los entrenamientos", agregó.
"Las señas de identidad del equipo en el Mundial tiene que ser un equipo basado en la defensa, que ayude a los porteros y pueda salir al contraataque. Somos un equipo que va a tener que trabajar el ataque, no somos jugadores que tengamos un lanzamiento exterior grande, hay que trabajarlo tácticamente pero tenemos jugadores para ello", finalizó.