Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gatlin irrumpe con el oro en la despedida de Bolt

El atleta estadounidense Justin Gatlin se llevó el oro este sábado en la final de los 100 metros del Mundial de Londres, la despedida del jamaicano Usain Bolt, quien sólo pudo ser tercero, con el también americano Christian Coleman en segunda posición.
Llegó el día y la hora, Bolt corrió su última carrera de los 100. El hombre más rápido del mundo no pudo redondear un palmarés sin parangón por culpa de un Gatlin que sorprendió desde la calle ocho del Estadio Olímpico de Londres.
Con todas las miradas puesta en el duelo entre Bolt y Coleman por las líneas centrales, Gatlin cruzó la meta en primera posición con un tiempo de 9.92. El americano, pitado en la capital inglesa, no tardó en mandar callar a un público inglés que, como gran parte del atletismo mundial, no olvida su sanción por dopaje.
Gatlin, campeón olímpico en Atenas 2004, estuvo suspendido durante cuatro años por un positivo en testosterona en 2008. El estadounidense alzó su segundo título mundial en los 100 12 años después del que logró en Helsinki colándose de lleno en lo que apuntaba un duelo entre Coleman y Bolt tras lo visto en semifinales.
No hubo malas salidas, tampoco grandes tiempos ni un paseo del jamaicano. Bolt tuvo que apretar los dientes como nunca en una década de éxitos, pero no fue suficiente para lograr su duodécimo título mundial. El jamaicano se despidió del tartán con un tercer puesto (9.95) en la última recta y una vuelta de honor.
No había sido una gran temporada la del ocho veces campeón olímpico, pero pocos o ninguno se atrevían a apostar en su contra. El desparpajo del joven Coleman hacía prever una final apretada, pero el último as siempre sería para Bolt. Sin embargo, el jamaicano luchó sin éxito con Coleman y ya cruzando la meta comprobó a su derecha que Gatlin se desquitaba de ocho derrotas ante el jamaicano.
Sólo una descalificación en el Mundial de Daegu 2011 se había interpuesto entre Bolt y el oro en el hectómetro. Ahora, un Gatlin renacido, a sus 35 años, irrumpió en la fiesta de despedida del carismático y legendario Usain Bolt, quien ahora sólo tiene los 4x100 en Londres antes de colgar las botas.