Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía pide el archivo de la causa contra Cardenal por malversación

La Fiscalía ha solicitado el archivo de la causa que investiga la gestión del actual presidente del Consejo Superior de Deporte (CSD), Miguel Cardenal, por los presuntos delitos de prevaricación, revelación de secretos, falsedad en documento oficial, malversación de caudales públicos e injurias y calumnias de los que le acusa el que fuera presidente de la Real Federación Española de Tenis hasta el verano de 2015, José Luis Escañuela, según han informado fuentes fiscales a Europa Press.
Es la segunda vez que el Ministerio Público se opone a investigar a Cardenal al no ver indicios de delito, pues ya pidió este archivo cuando Escañuela presentó la querella; y ahora lo hace una vez que el juez instructor Juan Antonio Toro ha dado por buena la ampliación de la denuncia inicial, admitida a trámite el pasado 13 de septiembre tras prestar declaración en el juzgado. Entiende que los hechos relatados en la querella no suponen ilícito penal alguno.
Además, esta solicitud de la Fiscalía tiene lugar casi unas semanas antes de que se produzca la declaración como investigado de Cardenal --debido a dicha ampliación de la causa--, que está prevista para el próximo 19 de octubre ante el titular del Juzgado de Instrucción número 36 de Madrid.
Cardenal y Escañuela se encuentran enfrentados desde que en julio de 2015 el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), dependiente del CSD, abriera un expediente disciplinario al entonces presidente de la federación de tenis por irregularidades en el proceso electoral que lo aupó a ese cargo en 2012.
En un auto dictado el pasado 19 de septiembre, al que ha tenido acceso Europa Press, el juez cita el mismo día, también en calidad de investigada por los mismos delitos, a la que fuera directora general de Deportes Ana Muñoz Merino.
Además, el juez Toro ordena deducir testimonio respecto de otros hechos revelados esos mismos día por Escañuela y no obrantes en la querella inicial que afectarían a la Federación Española de Baloncesto --que el magistrado no detalla en el auto-- para sean turnados a este mismo órgano por el Decanato, a fin de poder continuar con las actuaciones en relación con los mismos.