Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mayweather encargó un Bugatti de 2 millones de $ de madrugada... ¡y lo tuvo en 11 horas!

Bugatti Mayweathercuatro.com

En lo material no hay nada que se le resista a Floyd Mayweather. La última excentricidad del boxeador americano ha sido comprarse un Bugatti de dos millones de dólares a las 3 de la mañana para tenerlo en menos de 12 horas aparcado en su garaje… ¿Y quién ha conseguido eso? Obi Okeke es el que le gestiona la compra de todos sus coches… ¡Y 11 horas el Bugatti ya estaba en la casa de ‘Money’!

A falta de menos de tres semanas para que tenga lugar el combate del siglo entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao, el púgil americano sigue con su ‘rutina’. Así lo ha explicado en sus redes sociales. “Otra semana en la vida de Floyd Mayweather. Tres semanas para el combate”, escribe en Twitter.
Lo raro de esta semana ha sido que estando tan cerca de la pelea del siglo XXI, el boxeador haya decidido comprarse un Bugatti de dos millones de dólares a las 3 de la mañana. A Mayweather se le antojó el coche de madrugada y en ese mismo momento llamó a Obi Okeke, el dueño de Fusion Luxury Motors para hacerle el encargo. Si lo tenía en menos de 12 horas en su garaje había trato pero si tardaba más, se cancelaba la operación... “Me duché, fui hasta mi oficina, hice unas llamadas, cogí un avión y conseguí que el coche estuviera en su garaje en 11 horas”, explicó Okeke.
Okeke se ha descubierto como el suministrador oficial de los caprichos sobre ruedas de 'Money' Mayweather. Antes de ser dueño del concesionario más exclusivo de la costa oeste, Obi fue director general de The Auto Gallery, otra distribuidora de coches de lujo donde movía marcas como Maserati, Porsche, McLaren o Lamborghini. En el negocio desde los 90, también dirigió a finales de esa década las ventas de Lexus o BMW en Los Ángeles, su coto privado. Un auténtico experto al servicio del 'Pretty Boy'.