Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eckhard se acerca al bronce en la crono y los tandems no pueden luchar por las medallas

El ciclista catalán Maurice Eckhard se quedó cerca este miércoles de sumar una nueva medalla en la modalidad de contrarreloj del ciclismo en ruta de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, mientras que no hubo suerte ni con el también catalán Juanjo Méndez, ni con el madrileño César Neira ni con los tres tandems.
Eckhard, en la clase C2, fue el primero de los españoles en abrir fuego en las cronos que abrieron la competición del ciclismo en carretera. Bronce hace cuatro años en Londres, donde se quedó muy cerca de un premio mayor, en esta ocasión la suerte le fue esquiva y un escaso margen de menos de cinco segundos le privaron de subir al podio de nuevo.
Eckhard, que partía el antepenúltimo, pasó en tiempos de podio en sus dos pasos cronometrados, pero el chino Gighua Liang, plata en Londres y actual subcampeón mundial, se encargó en ambos casos de apartarle del cajón.
El asiático aventajaba al español en casi diez segundos tras la mitad de la prueba de 20 kilómetros, y aunque Eckhard apretó en la segunda parte, no le bastó para superar al chino. El catalán hizo un tiempo de 28:22.17, por los 28:17.77 de Liang. El canadiense Tristan Chernove ganó el oro con autoridad por delante del irlandés Colin Lynch.
"Me he encontrado muy bien y estoy contento porque lo he dado todo y no podía más. Según las referencias de Félix (García Casas) no iba mal, pero en los Juegos las medallas están muy caras. Hace cuatro años me quedé bronce a cinco segundos del oro y ahora cuarto a cinco segundos del bronce, pero no estoy triste porque lo he dado todo y no ha podido ser", afirmó Eckhard tras la prueba.
Poco después fue el turno en la clase C1 de Juanjo Méndez, que partía también con opciones de metal por su condición de actual subcampeón del mundo y por salir el penúltimo, lo que le ayudaría a la hora de tener referencias con sus rivales.
Sin embargo, el catalán no encontró sus mejores sensaciones y ya al paso por los diez kilómetros estaba lejos del podio, quinto, a casi medio minuto. La diferencia fue insalvable y el barcelonés terminó séptimo con 30:05.23, lejos de las medallas.
"La gente está muy fuerte, muy fuerte, esto cada vez es más profesional y la gente va muy deprisa. Yo siempre estoy contento, he dado el cien por cien y no tenía nada más. Estoy satisfecho por el esfuerzo que he hecho", aseguró Méndez, que recalcó que estar en unos Juegos es "la ostia", pero que no sabe si llegará a Tokio, donde tendría 56 años. "No lo sé, mientras no haga el ridículo aguantaremos. Me gusta competir, disfruto", añadió.
En cuanto a los tandems, tampoco se produjeron los resultados esperados y ni Carlos González y Noel Martín, y ni Ignacio Ávila y Joan Font estuvieron en la lucha por las medallas, principalmente los primeros que partían como actuales subcampeones del mundo.
Sin embargo, el madrileño y el abulense no estuvieron a su mejor nivel, sin encontrar en 'caliente' razones a su rendimiento en una prueba con temperaturas cercanas a la treintena de grados, más el añadido de la humedad.
González y Martín, que salían los penúltimos, no comenzaron bien la prueba y tras el paso por su ecuador, en el kilómetro 15, eran decimoquintos a casi un minuto del podio. En su segunda vuelta al recorrido mejoraron ostensiblemente, siendo los quintos más rápidos, pero su crono de 36:35.43 sólo les valió para un diploma por ser octavos.
"Las sensaciones parecían buenas, pero los tiempos no han correspondido. Hemos dado lo que teníamos, pero hoy que era el día señalado no ha salido. En teoría estamos acostumbrados a estas condiciones, pero quizás no hemos hecho una crono tan larga con este calor. Ahora no hay que sacar conclusiones, pero no salió como se esperaba", comentó Martín.
Por su parte, su compañero Carlos Gonzáles confesó estar "reventado" y se centró ya en la prueba de fondo. "Es muy dura y puede pasar cualquier cosa, pero intentaremos ser nosotros los que rompamos la carrera", admitió.
El tándem Ignacio Ávila-Joan Font se quedó aún más lejos de las medallas, aunque sus opciones no eran tan sólidas. El dúo catalán concluyó décimo con un tiempo de 36:45.05, a casi dos minutos del podio.
"Parecía que íbamos rápido, pero quizá nos faltaba fuerza. Era una crono muy llana, de mantener el desarrollo y apretar, y los tiempos nos dicen que debíamos llevar un piñón menos", aseguró Font, mientras que Ávila indicó que tenía claro que el viento iba a ser "un factor", pero que no tenían "miedo" a la crono. "Hemos intentado darlo todo, que es lo que hemos hecho, pero no nos ha salido como se esperaba", lamentó.
En la prueba femenina, Josefa Benítez, acompañada de Beatriu Gómez, fue duodécima con un tiempo de 42:32.37, lejos del bronce, mientras que en la clase C4, César Neira, se llevó un valioso diploma al terminar octavo con 40:18.26.