Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Crónica) El atletismo español se da un festín de medallas en el Europeo Sub-23 de Bydgoszcz

España culminó este domingo un fructífero y exitoso paso por el Campeonato de Europa Sub-23 en Bydgoszcz (Polonia) sumando un total de siete metales, cuatro en una última jornada que confirmó el prometedor futuro del atletismo español.
El bronce de Adrián Vallés en salto de pértiga fue la séptima para España. El navarro logró saltar 5.50 metros, sin nulos previos que le permitieron completar el podio en vez del francés Mathieu Collet con su misma marca. El oro fue para el alemán Ben Broeders y la plata, para el francés Axel Chapelle, ambos con 5.60.
La medalla de Vallés puso la guinda para un domingo brillante para el equipo español, que comenzó con los éxitos de Diego García Carrera y María Pérez en 20 kilómetros marcha. El madrileño dominó la prueba y se hizo con el oro con un registro de 1:22:28. El discípulo de José Antonio Quintana sigue acumulando éxitos internacionales ya que en 2013 terminó tercero en el Mundial Juvenil, en 2014 fue campeón de Europa junior y en 2015 subcampeón mundial junior.
Por su parte, el murciano Manuel Bermúdez ha logrado la quinta plaza y un tiempo de 1:23.12 que supone su mejor marca personal, mientras que Iván López fue decimonoveno con 1:28.02.
Además, Pérez se proclamó subcampeona en una complicada carrera en la que tuvo que parar por momentos por problemas físicos. La granadina (1:31:28) sólo se vio superada por la atleta rusa Klavdiya Afanasyeva, que venció con un registro de 1:31.14. La andaluza se une de esta manera a otras dos marchadoras españolas que ya lograron medalla en un Europeo Sub-23: María Vasco, plata en la edición inaugural de 1997, y Julia Takacs, campeona en 2011.
Por su parte, las españolas Laura García-Caro y Lidia Sánchez-Puebla, que también participaban en dicha prueba, fueron descalificadas en la parte final de la misma cuando tenían opciones de medalla al ir en el grupo de cabeza.
Ya por la tarde, el equipo español de 4x100 femenino se proclamó campeón de Europa Sub-23 de manera histórica. Paula Sevilla, Ana Petrirena, Lara Gómez y Cristina Lara, que venían de ganar su serie eliminatoria con plusmarca nacional Sub-23 (44.42), volvieron a bajar su tope (43.96) para lograr el primer título histórico para un relevo español, por delante de Francia y Suiza.
Durante la semana, el equipo español sumó los metales de bronce el sábado en 5.000 metros de Carlos Mayo, oro del propio Mayo el jueves en 10.000 y la plata el viernes de Ana Peleteiro en triple salto. España se despidió así con tres oros, dos platas y dos bronces, sexta en el medallero, en un Europeo que da paso ahora al Campeonato de España el próximo fin de semana en Barcelona y ya a la cita mundial absoluta de Londres, del 4 al 13 de octubre.