Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cientos de ciclistas reclaman en Santiago ser considerados "uno más" en la carretera

Cientos de ciclistas se han concentrado este domingo en la Praza do Obradoiro de Santiago para reclamar el fin de su "vulnerabilidad" en las carreteras y que sean considerados como "un usuario más" de las vías de circulación, así como para reivindicar la bicicleta como "medio social, deportivo y saludable".
En la mañana del domingo, centenares de bicicletas han llegado al Obradoiro para recordar a los fallecidos en las carreteras y llamar a las autoridades a reformar el Código Penal y el Código de Circulación con el objetivo de poner freno a los atropellos de ciclistas y que éstos, cuando se produzcan, sean castigados.
Los participantes en la concentración, que también se ha vivido en muchos puntos de la geografía española, han guardado un minuto de silencio en memoria de los "compañeros" fallecidos en las carreteras y, tras la lectura de un manifiesto, han realizado una ofrenda floral ante el Apóstol.
"Queremos que nuestras familias no nos despidan cuando salimos con un 'ten cuidado', sino con un 'pásalo bien, disfruta'", han proclamado antes de la lectura del manifiesto en el que, entre otras reivindicaciones, han reclamado la reforma del Código Penal y que la "imprudencia, en cualquiera de sus grados" sea tipificado como delito.
Además, los ciclistas han pedido la creación de una brigada de "agentes ciclistas camuflados" para velar por la seguridad en las carreteras, la intensificación de los controles de alcohol y drogas y el refuerzo de las tareas de control por parte del helicóptero 'Pegasus' de la DGT.
Asimismo, han propuesto que se reduzca la velocidad durante los fines de semana en aquellos tramos frecuentados por ciclistas, así como la elaboración de "campañas en positivo" de concienciación sobre el respeto entre usuarios de las vías, la creación de una asignatura de Seguridad Vial en la educación primaria y el impulso de un plan estratégico para poner fin a los atropellos.