Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carlos Sainz: "El encanto del Dakar es que una prueba única"

El piloto español Carlos Sainz (Peugeot) se muestra optimista de cara a su nueva participación en el Rally Dakar, una prueba cuyo "encanto es que es única" y que pone a sus participantes "casi al límite físico y psíquico".
"El encanto del Dakar es que es una prueba única. Es una prueba de resistencia, que dura 14 días y que pone al ser humano casi al límite físico, psíquico y eso le hace también atractivo. Por eso, hay que respetarlo tanto", señaló Sainz a Europa Press antes de partir hacia Sudamérica.
El bicampeón del mundo de rallys apuntó que conocen el recorrido diseñado por Marc Coma, director deportivo del 'raid' "a groso modo" porque "en detalle te lo dan el día antes". "Sabemos más o menos lo que nos vamos a ir encontrando, pero hay mucha precaución", admitió.
"Este año está claro que es el primer Dakar que Marc Coma lo ha diseñado desde el inicio hasta el final. Creo que Marc va a querer dejar su sello y sí es cierto que nos han avisado que va a ser un Dakar duro. Por otro lado, tenemos la altura y vamos a estar cinco días a más de 4.000 metros y esto lo va a hacer aún más duro", subrayó.
El madrileño tiene claro que "la altura será uno de los principales problemas". "Puede ser un problema físicamente y, además, los coches como todo el mundo puede imaginarse, corren bastante menos en altura y van a tener más problemas. Luego, sí que es cierto que el calor de Argentina puede ser otro de los principales problemas, pero bueno lo normal y lo lógico que te puedes encontrar en un Dakar", remarcó.
También se va a incidir en la importancia de la navegación, aspecto en el que confía "plenamente" en su copiloto Lucas Cruz. "Sé que en esas etapas difíciles siempre hemos ido bien y vamos a tratar de hacerlo lo mejor posible", comentó.
"Sí es cierto que nunca sabes lo que pueda pasar con la navegación, a veces te puede salir todo perfecto y otras veces se complica. Sin duda, en esas etapas de navegación hay siempre un factor pequeño de suerte, de ir acertando con todo, pero también el trabajo y el buen hacer de los copilotos es fundamental y en ese caso, con mi compañero es total en ese sentido", agregó Sainz al respecto.
Sobre el Peugeot 3008 DKR que pilotará, "tiene pequeñas diferencias respecto al año pasado". "Es más una evolución. Lógicamente cambia el nombre, la carcasa, pero lo que es el chasis y la mecánica es muy similar al año pasado con pequeñas modificaciones, sobre todo a la fiabilidad. El año pasado tuvimos problemas ahí y se ha trabajado para que no ocurran más veces y también un poco en mejorar la suspensión", apuntó.