Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CN Atlètic Barceloneta suma su 13ª Copa del Rey, quinta de forma consecutiva

El CN Atlètic Barceloneta ha logrado este domingo la decimotercera Copa Loterías -Copa del Rey- y quinta consecutiva de su palmarés al derrotar (10-5) al Astralpool CN Sabadell en la gran final del torneo donde han vuelto a demostrar un gran estado de forma.
Se palpaba la tensión ya desde el inicio, pues ambos equipos se habían enfrentado multitud de veces se han enfrentado en los últimos tiempos con suerte dispar.
El cuadro marinero comenzó más acertado, estrenando su casillero de goles por medio de Alberto Munárriz. Dani López Pinedo realizó cuatro intervenciones prodigiosas durante el primer tiempo y el gol de Fran Fernández dejó el 2-0 al término de los primeros ocho minutos.
Marc Larumbe amplió la renta hasta el 3-0 y, a pesar de que Óscar Carrillo logró perforar por fin el marco de Dani López Pinedo, lo cierto es que los de Chava Gómez se mostraron espesos en sus acciones ofensivas y cuando veían claridad el guardameta marinero lo desbarataba todo. En resumen, un nuevo parcial de 2-0 con tantos de Munárriz y Tahull dejaba un 5-1 muy peligroso para los vallesanos al descanso largo.
LA DEFENSA, CLAVE PARA LOS MARINEROS
Un trallazo de Famera sirvió para colocar el 6-1 y enfrió los ánimos de la Carles Ibars, que se volvieron a encender con el segundo gol de la mañana de Óscar Carrillo (6-2).
Devolvió los cinco de renta Fran Fernández. La tercera diana de Óscar Carrillo depositó esperanzas en los vallesanos (7-3), pero el jarro de agua fría, casi definitivo, llegó con el gol de Alberto Munárriz, que se sacó un latigazo envenenado para batir a Motos (8-3).
Ya con el título prácticamente decidido, el cuadro de Chus Martín se dedicó a contemporizar con el marcador y administrar una ventaja que era más que suficiente para alzarse con su 13ª Copa del Rey Loterías.