Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blázquez recuerda que este año el TIE será "especial" por la presencia de técnicos españoles

El presidente del Real Federación Española de Balonmano (RFEBM), Francisco V.Blázquez, celebró la vuelta a Irún para acoger el tradicional Torneo Internacional de España, preparatorio para el Mundial de Francia de enero, y que este año será "especial" por la presencia de tres técnicos españoles.
La 42 edición del Memorial Domingo Bárcenas fue presentada este miércoles en Irún, con la presencia también del alcalde de la localidad vasca, José Antonio Santano y del presidente del CD Bidasoa, José Ángel Sodupe, cuyo pabellón, el mítico Artaleku, acogerá por segundo año consecutivo este evento en el que España se medirá a Catar, Polonia y Argentina los días 6, 7 y 8 de enero.
"El año pasado se vivió una gran fiesta para el balonmano español, por la asistencia de público y la atención y colaboración que dieron el club y las instituciones. En esta ocasión, el torneo va a ser más especial todavía ya que tres de las cuatro selecciones participantes cuentan con seleccionadores españoles: Jordi Ribera en España, Valero Rivera en Catar y Talant Dujshebaev en Polonia", remarcó Blázquez en declaraciones facilitadas por la RFEBM.
Por su parte, el alcalde irundarra, José Antonio Santano, recordó que el año pasado vivieron "una experiencia espectacular". "El balonmano es una de las cosas que une a la gente de Irún, y este año volverá a ser protagonista para comenzar el año. "Para la ciudad es muy importante tener citas deportivas de primer nivel y este Torneo Internacional lo es", admitió.
José Ángel Sodupe, por su parte, indicó que el torneo ha generado "mucha expectación desde que se anunció" su vuelta a la ciudad. "Este año hubo gente que se quedó sin entradas", declaró, agradeciendo "la confianza depositada" en el CD Bidasoa por la RFEBM y por el Ayuntamiento "para la organización de un evento de estas características".