Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belmonte: "El nivel es más alto, no hay que relajarse"

La nadadora española y campeona olímpica de 200 mariposa y bronce en los 400 estilos en los Juegos de Río, Mireia Belmonte, ha asegurado este martes que el nivel en el agua "cada vez es más alto", ya que las rivales están dispuestas a "pagar ese precio" y que es una rivalidad "bonita", por lo que ha afirmado que "estar en el podio" fue una "experiencia única".
"En 800 metros fue en la única prueba en la que bajé mi tiempo, porque incluso en mariposa subí una décima, y me quedé sin medalla. Aquí se ve el nivel que hay año a año y con un tiempo superior al que hice en Río gané la plata en Londres y ahora he quedado cuarta. El nivel cada año es más alto y la gente está dispuesta a pagar ese precio y es bonito porque no hay que relajarse", comentó en una entrevista concedida a Europa Press.
La catalana remarcó que su objetivo siempre pasa por "mejorar su marca" y superarse, y apuntó que las medallas en este caso son un añadido. "Mi objetivo siempre es mejorar mi marca, las medallas van aparte, aunque ganar una es lo más reconocido, pero el objetivo es superarse y en este caso estuvo más que cumplido en 800 metros", señaló.
"La valoración de los Juegos es muy positiva y no puedo pedir más de lo que hice, fue una semana muy intensa de competición, de luchar por muchas cosas. Es muy difícil siempre responder a la presión que hay, primero la que se pone uno mismo, al poder estar en el podio y luego la del entorno, pero sentirme en el podio fue una experiencia única", manifestó Belmonte.
La nadadora, actualmente de vacaciones, empezará el próximo mes de octubre a preparar el Mundial de Budapest de 2017. "Empezaré en octubre y no sé como lo haré todavía, no hemos establecido un calendario de preparación y concentraciones ni competiciones. Tengo que cuadrarlo con el entrenador y ver como preparamos la temporada para llegar a la cita", indicó.
"Me gustaría ganar la medalla de oro en piscina de cincuenta metros porque todavía no tengo ninguna y es un reto que me queda pero creo que todavía queda mucho y hay que entrenar primero para después conseguir ganar", se sinceró sobre sus objetivos más cercanos.
La campeona olímpica tiene un duro camino hasta los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. "En el 2018 tenemos un europeo, en el 2019 tenemos un Mundial y posteriormente ya vienen los Juegos Olímpicos así que cada año tenemos unos objetivos que hay que ir cumpliendo año por año disfrutando de la planificación y luchando lo que se pueda", resaltó.
"Nuestro deporte es muy difícil porque tienes que estar muy bien un día en una hora determinada y no tenemos al año cuatro o cinco Juegos Olímpicos, tenemos uno cada cuatro años y hay que aprovechar la oportunidad y eso se consigue con un alto nivel de preparación mental también", comentó.
Belmonte, de 25 años, no sabe si en Tokio disputará sus últimos Juegos Olímpicos, lo que sí que tiene claro es que va a participar en ellos. "No sé si Tokyo serán mis últimos Juegos. Sé que serán mis siguientes pero no se si los últimos", concretó.
Por último, la de Badalona destacó la juventud y el futuro de la natación española. "Creo que el equipo absoluto está bastante bien compensado, hay gente que acaba de entrar nueva subiendo de júnior y otros que estamos más consolidados en el equipo y creo que el trabajo de los jóvenes es empujar desde abajo y conseguir buenos resultados", finalizó.