Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belmonte logra el cuarto oro en la historia de la natación española tras Zubero y Zhivanevskaya

Mireia Belmontecuatro.com

La nadadora española Mireia Belmonte ha conseguido un oro histórico este jueves en el Mundial que se está disputando en Budapest al ser el cuarto de la natación nacional tras los dos que logró Martín López Zubero y el de Nina Zhivanevskaya, que había sido la última en tocar la gloria en la piscina de 50 metros.

Mireia Belmonte, campeona olímpica en Río hace 12 meses, tenía medallas de todos los colores en Mundiales y Europeos, pero solo el oro se le resistía en la cita intercontinental. Las platas de Barcelona (2013) y su ausencia en Kazán (2015) por lesión impidieron que la catalana se quitase la espinita.
Este jueves, ante su prueba fetiche, Belmonte pudo lograr la única medalla que faltaba en su palmarés con un oro mayúsculo en los 200 mariposa. La de Badalona, que realizó una carrera sensacional, venció por delante de la alemana Franziska Hentke, plata, y de la húngara Katinka Hosszu, bronce.
El oro mundial supone el cuarto para España en toda la historia. El primero de ellos lo consiguió Martín López-Zubero en 1991, en la modalidad de 200 espalda, en una cita que se celebró en la ciudad de Perth (Australia). Aquel fue el metal que abrió el camino gracias a un nadador español, pero nacido en Estados Unidos.
El de Florida, pero con nacionalidad española, también fue oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona -precisamente hace hoy 24 años y 364 días- y amplió su cuenta tres años más tarde en el Mundial de Roma'94. En esta ocasión, el hispano-estadounidense consiguió subir al primer escalón del podio en los 100 espalda.
Habría que esperar nueve años para ver el siguiente oro español en un Campeonato del Mundo en piscina de 50 metros. Llegó a cargo de la nadadora española, nacida en Ucrania, Nina Zhivanevskaya, que fue campeona del mundo en casa al firmar el oro en los 50 metros espalda de la cita que se celebró en Barcelona en 2003.
Y este jueves llegó el cuarto en manos de Mireia Belmonte, la primera nadadora nacida en España que consigue hacerlo gracias a una carrera para el recuerdo. Su oro en 200 mariposa se escribirá, a partir de ahora, con letras doradas en la historia del deporte español.