Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belmonte, Beitia, Valentín, Marín y Perales, entre las grandes estrellas del deporte femenino en 2016

La nadadora Mireia Belmonte, la atleta Ruth Beitia, la halterófila Lidia Valentín y la jugadora de bádminton Carolina Marín han sido algunas de las deportistas españolas más destacadas en un año repleto de éxitos para el deporte femenino español sobresaliendo la gran actuación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, dónde obtuvieron 9 de las 17 medallas.
Sin duda, Ruth Beitia, a sus 37 años, ha realizado su mejor año deportivo ha posicionado al atletismo español en lo más alto tras convertirse en la primera española en conseguir un oro olímpico en el atletismo, al imponerse en el salto de altura en Río de Janeiro en una final que dominó gracias a que superó a la primera todos los listones hasta los 2.00 metros. Ahí, no lo logró, pero sus rivales tampoco y pudo saborear por fin la tan ansiada gloria olímpica.
Además, la cántabra se impuso en el Europeo de Ámsterdam de un mes antes y se convirtió en la primera atleta, masculina o femenina, en conquistar tres títulos consecutivos continentales, se colgó la plata en el Mundial en Pista Cubierta de Portland (Estados Unidos) y volvió a reeditar su victoria en la 'Diamond League'.
Mireia Belmonte era otra baza para la cita olímpica y la catalana ilusionó e hizo vibrar a España nuevamente en unos Juegos Olímpicos al colgarse dos medallas, la primera, un bronce en los 400 metros estilos, que inauguró el medallero español en Río de Janeiro.
Pero lo mejor estaba por venir para la de Badalona y pocos días después se subió a lo más alto del podio tras conquistar el oro en los 200 mariposa, su cuarta presea olímpica tras las dos platas conseguidas en Londres. Además, la nadadora se colgó tres metales más en los Europeos, una plata en los 1.500 metros libres y como parte del relevo 4x200 libres y un bronce en los 400 libres.
La onubense Carolina Marín también brilló con luz propia en 2016 y cerró el círculo de éxitos que comenzó en 2014 con los históricos títulos europeo y mundial. En los Juegos, la andaluz era otra de las grandes esperanzas y tampoco defraudó convirtiéndose en la primera no asiática en ganar el oro individual.
La española, favorita por su condición de número uno del mundo, fue superando todos sus choques con relativa solvencia hasta citarse en la final con la india Pusarla Venkata Sindhu. El partido no comenzó bien para Marín que perdió el primer set por 19-21, pero a partir de ahí sacó su genio y su calidad para ganar los dos siguientes (21-12 y 21-15) y derrumbarse emocionada sobre la pista. Meses antes, había reeditado su trono continental en un 2016 donde terminó como número dos del ranking.
El cuarto oro olímpico femenino vino de la mano de Maialen Chorraut, que se proclamó campeona olímpica en la modalidad de K1 Slalom en aguas bravas, superando el bronce de cuatro años antes en Londres. La guipuzcoana firmó una gran actuación en la final y no acusó los nervios con una bajada espectacular cerrada con un crono de 98.65 segundos, inalcanzable para sus rivales.
Además, la halterófila Lidia Valentín hizo también historia en Río de Janeiro al colgarse el bronce en la categoría de -75kg en un año donde los reanálisis de muestras que está realizando el COI provocaron las descalificaciones de algunas de sus rivales de Pekín y Londres, por lo que ascendió a la plata en la capital china y al oro en la inglesa.
Los éxitos del deporte femenino español a nivel individual en la cita brasileña se completaron con la taekwondista Eva Calvo. La madrileña se plantó en la final en la modalidad de -57kg, pero se tuvo que conformar con la plata ante la gran favorita, la británica Jade Jones.
También los Juegos Paralímpicos demostraron el potencial de España a nivel femenino, una vez más con la destacada actuación de Teresa Perales, que aunque no pudo conseguir alcanzar a Michael Phelps y sus 28 medallas olímpicas, se colgó hasta cuatro, un oro en los 50 espalda (S5) y tres platas (200 libres, 200 estilos y 100 libre).
La natación dejó otras dos campeonas paralímpicas, la catalana Nuria Marqués demostró su potencial para el futuro y se llevó el oro en unos apasionantes 400 libres S9, y luego añadió una plata en los 100 espalda, Junto a ella, la tinerfeña Michelle Alonso reeditó su presea dorada de Londres en los 100 braza SB14.
El otro oro femenino fue fuera de la piscina, en el atletismo, gracias a Elena Congost, campeona en el maratón de la clase T12, mientras que sin salir del agua, Sarai Gascón, con tres platas (200 estilos, 100 libres y 100 mariposa S9), y jóvenes como María Delgado, con dos bronces, y Ariadna Edo, con otro bronce. La atleta Izaskun Osés fue bronce también en los 1.500 metros T12.
MUGURUZA SE CORONA EN ROLAND GARROS
Las españolas también han cosechado grandes éxitos fuera de los Juegos Olímpicos, como es el caso de Garbiñe Muruguza que se proclamó campeona de Roland Garros con 22 años, consiguiendo su primer 'Grand Slam' tras batir en la final a la estadounidense Serena Williams. La hispano-venezolana se impuso en dos sets por 7-5 y 6-4 para lograr el primer gran título del tenis femenino español 18 años después de la victoria en París de Arantxa Sánchez-Vicario.
Además de Mireia Belmonte en los Juegos, la piscina trajo éxitos por medio de Jessica Vall, María Vilas y Judit Ignacio, que fueron plata en los 200 braza, bronce en los 1.500 libres y bronce en los 200 mariposa de los Europeos de Londres, una cita donde Melani Costa, Patricia Castro, Fátima Gallardo y la propia Belmonte consiguieron la plata en el relevo 4x200 libre.
La vela se marchó de vacío por primera vez en mucho tiempo de unos Juegos, pero también dio éxitos este año. Así, la tripulación formada por Berta Betanzos y Támara Echegoyen rozó el podio olímpico tras un 2016 donde fueron campeona del mundo y bronce continental en 49erFx.
Nuria Vilarrubla se colgó el oro en la modalidad de C-1 del Europeo de Piragüismo de Aguas Bravas, mientras que en karate, Sandra Sánchez fue campeona de Europa y bronce mundial en la modalidad de Katas, y Cristina Ferrer bronce continental en -55 kilos. Blanca Palmer, en -46 kilos, y Rosana Simón, en +73, dieron una plata y un bronce en los Europeos de Taewkondo.
Tania Calvo fue bronce en los Campeonatos de Europa de Ciclismo en Pista en la prueba de velocidad y subcampeona por equipos junto a Helena Casas, y Fátima Gálvez también fue tercera en el Europeo de Tiro Olímpico en la modalidad de Foso.
Por su parte, la catalana Laia Sanz volvió a brillar en el deporte del motor al proclamarse por quinta ocasión campeona del mundo de Enduro, para sumar ya un total de 18 títulos mundiales entre esta disciplina y el trial (13).