Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barreda: "No hay que perder el 'Bang Bang' pero no se puede fallar"

"Pienso en hacer la carrera perfecta sin cometer errores, los rivales lo tendrán difícil"
El piloto español de rallys Joan Barreda asegura que afronta este Rally Dakar "confiado" y agradecido de liderar el HRC Honda Team en busca de recuperar la gloria perdida frente al dominio de las KTM, y para ello cree en su preparación, en su velocidad, en su chispa o 'Bang Bang' y sobre todo en su experiencia y en su mejora en la navegación, que será "clave" para este Dakar en el que no se podrá fallar.
En una entrevista a Europa Press, reconoció que del Barreda que daba gas sin miramientos y corría con riesgo ya queda poco aunque su esencia sigue presente para, con la experiencia y el temple añadido, poder aspirar a ganar su primer Rally Dakar. "Ya di un poco el cambio, tampoco hay que perder esa chispa ni ese 'Bang Bang' con el que he llegado hasta aquí pero no se puede fallar", aseguró.
Barreda tiene claro que con una caída grande "todo se va al traste" y abrirá este rally, el más 'dakariano' de los realizados en Sudamérica y el que tendrá más navegación, del todo confiado, dispuesto a mostrarse estratega y no sólo veloz. "Hay que hacer una buena carrera, no cometer errores, y la opción de cometer errores por presión está totalmente descartada. Hay que gestionar muy bien las situaciones, hemos trabajado en no perder más tiempo del que toca si hay un error de navegación", apuntó.
De todos modos, a sus 33 años y liderando el potente y renovado HRC Honda Team, reconoció tener cierta presión por ganar. "Aún tengo unos años por delante pero la presión está ahí porque hay mucha gente detrás de este proyecto, muchas ganas y mucha confianza depositada en mí. Desde Honda, desde arriba, siempre dicen que este año han ganado trial, MotoGP y motocross y que sólo falta el Dakar", afirmó.
En cuanto a su relación con Honda, el castellonense aseguró que está en el mejor momento, sobre todo después de que tuvieran claro en qué se había fallado. "Ellos son los primeros que saben lo que ha fallado, asumen la responsabilidad y me dan la confianza más que nunca. Me siento muy gratificado de que sigan confianza en este proyecto que empecé con ellos desde cero. Han tenido una época de cometer errores, pero hemos hecho muchos cambios", matizó.
"No es una moto más potente o que tengamos un sistema mucho mejor que en la del año pasado, pero esperamos que sea más fiable y que no se pare, es lo que queremos. El nivel está subiendo en todas las marcas, no sabremos el nivel de la moto hasta el inicio, pero el objetivo es que no se pare y esperemos que sea llegando primeros a Buenos Aires. Si no, intentar hacer una buena carrera, no fallar y dar el máximo", reiteró sobre su montura.
Unos cambios para hacer una moto más fiable y regular, que se adapte a la altura y que permita al piloto de AMV llevar a cabo la carrera soñada. "Vengo de hacer rallys con más navegación, hemos trabajado en ello y me siento fuerte. Soy un piloto experimentado y este Dakar no me asusta para nada. Tengo ganas de intentar sacarle más jugo a ese tipo de etapas donde habrá más diferencias. Antes era más de correr, no me iba mal pero las diferencias eran pequeñas. Ahora las diferencias serán mayores y cobra más importancia la estrategia, el pensar, el control de las etapas, saber en cuál vas a correr más", argumentó.
PRONOSTICA UNA CARRERA "PERFECTA"
Y es que el de Castellón quiere hacer una carrera "sin errores". "Si eso me lleva a un primero perfecto, si me lleva a un quinto será lo que habrá pero habré hecho una carrera perfecta. Quiero estar centrado, con buen ritmo y estrategia, atacando cuando deba atacar. Pienso en no cometer errores, si estoy concentrado y con buena estrategia los rivales lo van a tener difícil y confío en eso. Pienso en mí mismo, en hacer la carrera perfecta que quiero hacer, y no en estar pendiente de los otros", admitió
"Hay que correr si quieres ganar un Dakar. Estoy muy confiado con el equipo que hemos formado, intentaremos trabajar en equipo cuando las cosas se pongan complicadas y apoyarnos, es algo que tenemos claro. Habrá un grupo de rivales muy grande, pero sólo tenemos que estar concentrados en no fallar, no en buscar algo especial porque no lo necesitamos. Si la moto va bien no tenemos que estar preocupados", aseveró al respecto preguntado por sus rivales.
En cuanto al punto álgido de la carrera, no tiene duda que será la altura de Bolivia. "Será en las etapas de Bolivia. En las últimas de Argentina hacia Bolivia empezará la dureza y en Bolivia va a haber el filtro. Hay que llegar hasta Bolivia concentrado y a partir de ahí veremos dónde estamos y qué hacer. Hay que ir día a día. Al volver siempre hay etapas muy complicadas, como la zona de Belén", comentó.
Con el punto de mira de Honda encima, la "mochila" que lleva encima Barreda le llevará a gestionar este Dakar como nunca antes. "No tengo que hacer algo especial a lo que ya he hecho, estoy muy seguro y orgulloso del nivel mostrado estos años. No tengo que volverme loco porque estos años no hayan salido bien sino trabajar y confiar en un trabajo que para mí ha sido muy bueno. Nos hacemos más viejos y es una combinación contraproducente pero en esta fase de 33-36 años es muy buena para optar a ganar el Rally", concluyó el español.