Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Asociación Europea de Atletismo presenta un proyecto para revisar los records mundiales y de Europa

La Asociación Europea de Atletismo ha diseñado un proyecto "revolucionario" de cara a revisar los records de Europa y mundiales y eliminar así cualquier atisbo de duda sobre cómo se consiguieron y sospechas de dopaje.
"El Consejo de la Asociación Europea ha aceptado las recomendaciones del equipo del proyecto que conducirían a la revisión de las listas de records mundiales y europeos. Este proyecto, que exige estándares técnicos más altos, el incremento de medidas de control de dopaje y nuevos requisitos de integridad personal para los poseedores de records, será enviado a la IAAF con la recomendación de que ambas organizaciones coordinen la implementación de nuevas reglas de ratificación de records", señaló el organismo en un comunicado en su web.
El presidente del atletismo europeo, Svein Arne Hansen, remarcó que los records que "muestran los límites de las capacidades humanas son una de las grandes fortalezas" de su deporte, pero que "no tienen sentido si la gente realmente no cree en ellos".
"Lo que estamos proponiendo es revolucionario, no sólo porque la mayoría de los records mundiales y europeos tendrán que ser sustituidos sino porque queremos cambiar el concepto de un récord y elevar los estándares para el reconocimiento de un punto donde todos pueden confiar en que todo es justo", añadió.
De este modos, los estándares propuestos por el proyecto señalan que las plusmarcas mundiales y europeas solo pueden ser reconocido si fueron conseguidos en "competiciones de una lista de eventos internacionales aprobadas", si el atleta "fue objeto de un acordado número de controles antidopaje en los meses previos a la marca" y si "la muestra del control tomada tras el récord es almacenada y disponible para el reanálisis por espacio de diez años".
Además, el proyecto también recomendó que un récord sea eliminado en cualquier momento si el atleta comete una violación antidopaje o contra la integridad, "incluso si no tiene impacto directo" en la actuación para conseguir dicha marca.
"Los records actuales no establecidos de acuerdo con las normas acordadas permanecerán en la lista de todos los tiempos, pero el reconocimiento se transferirá a las actuaciones que cumplan los criterios", añadió la Asociación.
Hansen reconoció que es una "solución radical". "Pero aquellos que aman el atletismo están cansados de la nube de duda e insinuaciones que penden sobre nuestros records durante demasiado tiempo. Necesitamos una acción decisiva para restaurar la credibilidad y la confianza", subrayó sobre el proyecto que será examinado por el Consejo de la IAAF en agosto.
"Para que esto sea adoptado de cara a los records mundiales de la IAAF se necesita la aprobación global de todas las Asociaciones. Habrá atletas, titulares de records actuales, que sentirán que la historia que estamos recalibrando les quitará algo, pero creo que este es un paso en la dirección correcta y si es organizado y estructurado correctamente tenemos una buena oportunidad de ganar la credibilidad en esta área", aseguró Sebastian Coe, presidente de la IAAF.