Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aroa González: "Ojalá demos la campanada y seamos el equipo revelación del Mundial"

La capitana de la selección nacional femenina de rugby, Aroa González espera que puedan dar "la campanada" y ser "la revelación" en el Mundial que da comienzo este miércoles en Irlanda, cita que será la última para ella como internacional ya que después de anteponer el rugby "a todo", ahora quiere "ser madre".
"Veo al equipo muy ilusionado, muy contento, muy centrado y muy maduro. Mi sueño sería que España sea el equipo revelación. El respeto internacional aún no lo tenemos del todo porque quedamos novenas en los últimos Mundiales, en el Mundial de Inglaterra no nos clasificamos y yo creo que somos el equipo al que nos consideran más flojito. Ojalá demos la campanada y seamos muy incómodas para los equipos que jueguen contra nosotras y logremos la victoria", explicó González en una entrevista a Europa Press.
Las 'Leonas' se enfrentarán en la primera fase a Inglaterra, Italia y Estados Unidos, aunque la capitana piensa que el "rival más difícil" será su "propia cabeza". "Las estadounidenses son chicas muy grandes físicamente, muy potentes y nosotras en la parte delantera somos más pequeñitas, pero a la hora de romper somos más superiores y tenemos más calidad en ese tema, pero en el tema físico vamos a sufrir y mucho. Ojalá la sartén gire a nuestro lado", declaró ilusionada.
"Italia es un equipo muy igualado a España. Somos muy iguales, somos europeas, latinas y creo que el que sea más fresco de cabeza se llevará el gato al agua", explicó.
Sin embargo, la gran favorita para llevarse el título según Aroa González es Nueva Zelanda, que falló en la anterior edición después de haber ganado los cuatro anteriores. "Ni ellas mismas se lo creían, pero no salieron al cien por cien y lo pagaron porque quedaron quintas del mundo", indicó.
"Soy mayor, me gustaría ser madre, he antepuesto el rugby a todo, pero ya he jugado mucho, he disfrutado mucho y me va a ser difícil. Lo voy a pasar bastante mal, pero espero no estar desvinculada del mundo del rugby y que me sigan dando esas alegrías que he recibido como jugadora pero en el mundo del rugby",
La catalana está ante su último reto como jugadora, aunque en un futuro "hoy por hoy" no se ve como entrenadora, ya que considera que al no tener "mucha paciencia", no sería "buena". "Ahora mismo pienso en jugar este Mundial, en poder llevar a la Selección a lo más alto, luchar por ello, y cuando venga septiembre ya se verá", aclaró.
La 'número 2' española está orgullosa de ser la capitana del combinado nacional, ya que "representa al rugby español y es un orgullo, algo que no tiene palabras", pero a pesar de ello, no es profesional, por lo que su día a día es "completamente diferente al del resto de compañeras". "Trabajo en SEAT, hago tres turnos como cualquier trabajador, aunque ahora no me niegan el poder irme con la selección o cambiar un turno porque lo necesite, pero llega un poco tarde porque me retiro", explicó.
"Ojalá hubiera podido ser profesional de esto porque el poder tener una vida más pausada, el poder entrenar por la mañana, por la tarde, yo tengo que hacer todas las sesiones del día compactas en una, madrugar, trasnochar. Pero esto me ha hecho crecer, hacerme más fuerte, saber por lo que lucho, por lo que estoy, porque realmente nadie me ha regalado nada", prosiguió.
De todos modos, Aroa González tiene la conciencia tranquila de "haber trabajado como la que más", ya que intenta "estar físicamente mejor que las que pueden dedicarse a esto". "Todo esto también te forja y te hace más fuerte", sentenció.