Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ariel Jatón: "Si un coche eléctrico puede hacer el Dakar, para la vida real es más que suficiente"

El piloto argentino Ariel Jatón afronta su segundo Rally Dakar al mando del ACCIONA 100% EcoPowered, el único coche que compite sin gasolina, y sigue empeñado en completar el 'raid' más difícil del mundo para demostrar que el uso de la energía eléctrica es "más que suficiente" para moverse cada día por las ciudades.
"El objetivo sigue siendo demostrar que la energía eléctrica es capaz de hacer la carrera más complicada que existe. Lo tenemos clavado como eslogan. Lo más importante para nosotros es terminar la carrera demostrando que es posible con un coche eléctrico. Si un coche eléctrico puede hacer el Dakar, para la vida real es más que suficiente"", explica Jatón en declaraciones a Europa Press.
En 2016, el ACCIONA completó el 80% del recorrido y finalizó por delante de algunos coches que llevaban la vitola de favoritos. "Estamos dando un poquito de caña. En 2015 y este año hemos terminado el Rally de Marruecos a un buen nivel, más ligeros", destacó el piloto, que afronta los últimos días de preparativos antes del comienzo de la prueba el 2 de enero.
Haciendo los últimos arreglos, Jatón recibe la misma atención mediática que los pilotos más laureados. En 2015 el proyecto irrumpió con fuerza, pero fue el enero pasado cuando el ACCIONA pasó a convertirse en el quinto coche más seguido de la competición. "Los aficionados miran la punta de la carrera, pero también lo que hacemos nosotros", añade.
Hasta Carlos Sainz o Sebastien Loeb, rivales y favoritos al título, han demostrado su interés por el coche. "Todos han pasado a curiosear nuestro auto porque realmente llama mucho la atención. Han asomado la cabeza para ver qué hay por dentro. Nuestra electrónica es muy diferente y en sí, la configuración", detalla Jatón, que debe demostrar "más destreza" que el resto al volante porque "no" puede "cometer errores".
"Salimos con el 110% de batería y, normalmente, a mitad de la especial -si no es muy larga- hacemos una parada. Ahí recargamos un 80 u 85. Si las llenásemos al completo perderíamos más de una hora en la etapa. Asumimos que las jornadas duran una o dos horas más para nosotros que para el resto", indica.
Hay jornadas en las que el ACCIONA deberá hacer dos paradas, aquellas que superen los 500 kilómetros. Al margen de este hándicap, Jatón y su copiloto Gastón Scazzuso, ya dieron un paso al frente en la última edición. "Nos toman por igual. El año pasado hicimos gran parte del Rally. Esto no es un juego, nosotros vamos en serio", apostilla.
"UN JUEGO DE PASTILLAS DE FRENO"
El convencimiento del proyecto pasa por demostrar la utilidad de las energías renovables en el día a día porque "las ventajas que tiene un coche eléctrico son infinitas en comparación con las de un coche de combustión interna". Regeneran la energía en cada frenado, exprimen cada opción de aprovechar el calor que desprende el vehículo y, "lo más importante", no emiten gases contaminantes.
Como anécdota, Jatón apenas gastó un juego de pastillas de freno en 2016, mientras que lo habitual en un coche convencional son 12 ó 14 por Dakar. "Esto es fundamental, es uno de los pilares de nuestro proyecto", destaca el bonaerense, que pone el foco en la limpieza del coche en todos los sentidos. "No hacemos ruido, no se siente nada desde fuera salvo el contacto de las ruedas con las piedras. Es increíble, cuando te subes a uno normal te das cuenta de la diferencia", advierte.
Preguntado por un hipotético Rally en el que todos los coches corriesen sin gasolina, Jatón presentó humildemente su candidatura al triunfo. "Le hicimos 15.000 kms al coche. Si cualquier otro quiere hacerlo creo que ya tenemos algo de ventaja. Ninguna marca ha adquirido nuestra experiencia. Hay pilotos que, obviamente, son muy superiores a lo que puedo ser yo, pero si compitiésemos en igualdad de condiciones habría que verlo", bromea Jatón, que no ha parado de hacerse fotos con aficionados en los dos últimos días.
Este miércoles le visitó la Asociación de Coches Eléctricos de Argentina, más de 50 personas, y también un colegio. "Acá hay mucha pasión, mucha ilusión, la misma que tenemos nosotros", añade el piloto, que no termina la entrevista sin subrayar el carácter solidario de una prueba que en 2017 presenta el recorrido "más exigente" desde que se trasladó a Sudamérica hace nueve años. "Ya lo dijo Marc Coma, él mejor que nadie sabe de lo que habla", sentencia en relación al organizador del trazado más severo de todo el planeta.