Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvaro Valera vuelve a quedarse a las puertas del oro

El español Álvaro Valera no pudo conquistar la ansiada medalla de oro en la clase 6 del tenis de mesa de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro tras perder este domingo en la final ante uno de sus grandes rivales, el danés Peter Rosenmeier, en un apretado partido decidido a cinco sets por 11-5, 10-12, 11-6, 9-11 y 6-11.
De este modo, el palista andaluz se vuelve a quedar a las puertas de su segunda medalla de oro paralímpica, después de la Sydney 2000, tras perder también hace cuatro años la final en Londres, aunque en este caso, como él mismo reconoció posteriormente, no había vivido una derrota tan dura.
Valera demostró que sigue siendo uno de los mejores del mundo. Pese a sufrir una neuropatía discal, una enfermedad degenerativa que le ha hecho pasar de la clase 8 a la 6, siempre ha competido a gran nivel y en Río lo volvió a hacer, pese a que Rosenmeier le cerró las puertas a un segundo preciad metal dorado.
Después de rozar el abismo en los cuartos de final contra el británico David Wetherill, el español afrontaba un duro camino este domingo hacia la final. Enfrente, en semifinales, el tailandés Rungroj Thainiyom, el que le privó en Londres hace cuatro años del título.
Pero en esta ocasión, Valera no se dejó sorprender y sacó su mejor versión para deshacerse del asiático al que desarboló en las dos primeras mangas (11-3, 11-9). El todavía actual campeón no se rindió y forzó (10-12) un cuarto parcial donde fue arrollado por el sevillano (11-3).
Y después de batir al tailandés, le quedaba otro 'muro' como uno de sus más directos rivales, el danés Peter Rosenmeier, al que esperaba volver a amargar como en las dos últimas finales que se habían visto las caras, la del Mundial y la del Europeo, esta última en Dinamarca y un público que, en menor medida, volvió a apoyar incansable a su jugador.
Valera empezó muy firme la final y con seguridad cerró rápidamente el primer set (11-5). El nórdico, oro de esta clase hace ocho años en Pekín, respondió en el segundo escapándose rápido en el marcador, pero el español no se descompuso e igualó las cosas antes de ceder por 10-12.
El tercer set fue de nuevo para el español (11-6), pero a partir de ahí alguna decisión arbitral sobre su saque le descentró y Rosenmeier no lo desaprovechó para llevarse de forma apretada el cuarto (9-11) y luego sentenciar su revancha pese a la resistencia de su rival (6-11).
PÉREZ PIERDE EL BRONCE
Tampoco tuvo fortuna Juan Bautista Pérez en la clase 9, donde no pudo subir al podio tras perder en las semifinales y en la pelea por el bronce en sus primeros Juegos Paralímpicos.
El leonés fue víctima del pujante belga y posterior campeón, Laurent Devos, de tan solo 15 años y que le derrotó de forma contundente en tres sets (11-5, 11-8, 11-4). Por la tarde, el italiano Mohamed Amine Kalem tampoco le dio opciones de saborear un valioso metal al imponerse por 11-7, 11-8 y 11-6.
"Me ha faltado rematarlo pero estoy contento. No puedo salir triste. Ir a tus primeros Juegos y terminar cuarto ya le gustaría a todo el mundo. Había un nivel altísimo, pero ya tengo en mente Tokio", se sinceró Pérez que ahora junto a José Manuel Ruiz y Jorge Cardona debe "luchar por medalla" en la competición por equipos.
Por su parte, el catalán Jordi Morales, en la clase 7, luchará este lunes por la medalla de bronce ante el chino Shuo Yan después de perder en las semifinales ante uno de los favoritos, el británico John William Bailey por 3-1 (11-13, 11-1, 11-3, 15-13).
Finalmente, el aragonés Jorge Cardona se quedó en los cuartos de final de la clase 10 tras caer ante el chino Yang Ge por 3-0 (11-5, 11-9, 11-9).